Apoyo Científico y Tecnológico para el Deporte
Compra por telefono

Copa del Mundo 2004

La última edición de la Copa del Mundo

La Copa del Mundo engloba las mejores carreras de un día del calendario internacional. Desde su creación en 1989, el número de clásicas que han comprendido la Copa del Mundo ha variado sensiblemente desde las 11 pruebas que se disputaron en 1989, 1993, 1995, 1996, hasta las12 de 1990, 1991, y 1992. Pero desde 1997 (también en 1994) las pruebas puntuables para la clasificación final se han fijado en diez: Milán-San Remo, Tour de Flandes, Paris-Roubaix, Amstel Gold Race, Liege-Bastogne-Liege, Clásica San Sebastián, Hew Cyclassic, Campeonato de Zurich, Paris-Tours y Giro de Lombardia.

peloton copa mundo ciclismoCada una de ellas tiene alguna particularidad que la hace diferente al resto, y algunas, los llamados cinco monumentos del ciclismo (Milán-San Remo, Tour de Flandes, Paris-Roubaix, Liege-Bastogne-Liege y Giro de Lombardia), contienen algunas particularidades que les confieren una identidad única e irrepetible. En la mayoría de los casos se trata de carreras que se crearon a principios del siglo pasado, pero tanto la Paris-Roubaix (1896) o la Liege-Bastogne-Liege (1894) se organizaron por vez primera a finales del siglo XIX.

peloton copa mundo ciclismo ruta zurichCada una de ellas (los monumentos) tiene un sobrenombre que facilita la identificación de la carrera. La Milán-San Remo, con sus capos en los últimos kilómetros es conocida como La Primavera por disputarse al entrar en esa estación. El Tour de Flandes, es De Ronde, con sus repechos o Muurs, cortas cuestas pero muy empinadas, en algunos casos con pavés. La Paris-Roubaix intercala en su largo recorrido algunos tramos de adoquines que la convierten en El Infierno del Norte. La más antigua es la Liege-Bastonge-Liege (1894) y por eso la llaman La Doyenne. Y el Giro de Lombardia es la carrera que cierra prácticamente la temporada y por eso la denominan la carrera de las hojas muertas.

Bettini y Rebellin en ZurichDesde su creación en 1989 la Copa del Mundo ha tenido unos ganadores extraordinarios, ciclistas, que en la mayoría de los casos, han escrito su historia con letras de oro. En 1989 la ganó el irlandés Sean Kelly, 1990 Gianni Bugno, en 1991 y 1993 Maurizio Fondriest, en 1992 Olaf Ludwig, en 1994 Gianluca Bortolami, en 1995 y 1996 Johan Museeuw, en 1997 y 1998 Michele Bartoli, en 1999 Andrei Tchemile, en 2000 Erik Zabel, en 2001 Erik Dekker y en las dos últimas ediciones Paolo Bettini, que podría ser el primer y único corredor en imponerse en tres ediciones, dado que con la entrada del UCI Pro Tour en 2005, la Copa del Mundo desaparecerá.