Apoyo Científico y Tecnológico para el Deporte
Compra por teléfono

Ruta Hombres

Paolo Bettini, el mejor Oro Olímpico

Difícilmente hubiera habido mejor vencedor que Paolo Bettini (Cecina, Italia, 1974) para la prueba Olímpica de fondo en carretera. El corredor italiano, apodado El Grillo, es, sin duda, el mejor especialista actual en carreras de un día. Ha sido el vencedor de las dos últimas ediciones de la Copa del Mundo, el único que ha logrado imponerse en tres pruebas de tan prestigiosa competición en la misma temporada (Milán-San Remo, Hew Cyclassic y Clásica San Sebastián, en 2003), y sólo él ha sido capaz de ganar 6 carreras de la Copa del Mundo desde el año 2000.

ciclismo ruta peloton olimpiada atenas Además, ha sido, seguramente, el mejor Campeón Olímpico de la Historia, dado que hasta los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, los corredores profesionales no podían participar en dicha competición. Nada se le puede reprochar al suizo Pascal Richard, primer Campeón Olímpico profesional, un gran especialista en pruebas de un día en la década de los 90 en las que consiguió imponerse en el Giro de Lombardía de 1993 y la Liege-Bastogne-Liege de 1996. Ni tampoco al alemán Jan Ullrich, campeón en Sydney, donde realizó una perfecta obra de arte, la única, al margen del Tour, en pruebas de un día.

Bettini ganó porque fue el más fuerte y el más rápido. Nada tuvieron que ver en esta ocasión las estrategias de equipo, anuladas en gran parte desde el inicio por la selección alemana, disciplinada como ninguna. Poco protagonismo tuvieron las escapadas, en las que siempre había algún representante italiano (Moreni o Paolini), y que fueron anuladas, en algunos casos, por Igor González de Galdeano que realizó un trabajo inconmensurable en favor, sobre todo, de Alejandro Valverde, único representante de la selección española con opciones de medalla tras la retirada por caída del Campeón del Mundo Igor Astarloa y de Oscar Freire. Sin embargo la joya del ciclismo español no pudo entrar en el juego por las medallas debido a unos problemas musculares causados, seguramente, por el sofocante calor y la preparación, quizá, inapropiada para pruebas de tan larga duración.

ciclismo ruta peloton olimpiada atenasTodo el mundo sabía donde se podía resolver la carrera, todos sabían quienes la podrían sentenciar, apenas quedaba resquicio para las sorpresas. La cita para los hombres más fuertes estaba en Lycabettus Hill, una subida de poco más de un kilómetro con pendientes máximas del 10% y una media del 8%. No era una dificultad excesiva pero con el paso de los kilómetros era el único lugar posible donde se podían determinar las exiguas diferencias entre los corredores más fuertes. Allí atacó Bettini por vez primera, cuando restaban 3 vueltas, a 33,5 kilómetros para la meta. Allí realizó la primera selección con Vinokourov, Ullrich, Valverde, Hincapie, Hamilton, Paolini, Kolobnev, Zabel y Freire a su rueda. De poco sirvió su ataque, pero fue el primer aviso pues nadie lanzó un ataque semejante ni antes ni después.

ciclismo ruta bettini paulinho olimpiada atenasAllí volvió a cambiar de ritmo Bettini por segunda vez, cuando restaban poco menos de 20 kilómetros para la meta. Y allí quedó sentenciada la carrera, dado que en la segunda ocasión, los esfuerzos de Vinokourov, Ullrich, Van Petegem o Valverde, entre otros, fueron baldíos. Al principio la diferencia era mínima, pero un segundo de ventaja puede ser letal cuando se trata de Bettini en un territorio que domina como nadie. Su ritmo era excesivo para el resto. Tan sólo pudo seguirle Sergio Paulinho, un portugués de 24 años con excelentes maneras de rodador, desconocido para el gran público pero que su progresión no ha pasado inadvertida para los especialistas en ciclismo. Medalla de bronce en el Mundial contrarreloj Sub-23 de Zolder (Bélgica) en 2002, ha asimilado perfectamente el cambio al campo profesional y en la reciente Vuelta a Portugal se había impuesto en dos etapas y había finalizado en sexta posición la General final.

En los kilómetros que restaban hasta la meta la colaboración de los dos hombres más fuertes de la carrera fue perfecta, mientras que el desánimo y la fatiga se adueñaron del grupo perseguidor. En meta Bettini actuó con inteligencia, se sabía superior al portugués, pero también sabía que cualquier error por mínimo que fuera podía dejarle sin título como le había ocurrido con Miguel Ángel Martín Perdiguero en la Clásica San Sebastián, disputada apenas ocho días antes. Esta vez no cometió ningún error. Vigiló a Paulinho y Axel Merckx, que venía por detrás, al mismo tiempo, y una vez que el portugués lanzó el esprint le bastó con esperar su distancia para que el título Olímpico le coronara como uno de los mejores corredores de todos los tiempos.

Podium ciclismo ruta Bettini Paulinho Merckx

Acceso a la clasificación oficial de la Prueba en Ruta Masculina de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004