Apoyo Científico y Tecnológico para el Deporte
Compra por teléfono

FAQ

Estoy interesado en la camara de hipoxia para dormir en esta simulando altitud mi pregunta es ¿que ventajas me produciria esto en la practica de ciclismo? ¿y en mi vida cotidiana? ¿que altitud tendria que simular para notar los efectos?

El hecho de dormir en un ambiente hipóxico, siempre y cuando la duración de dicho estímulo sea suficiente y el nivel de hipoxia también, va a traer consigo cambios a nivel de la capacidad de transporte de oxígeno y de la eficiencia en la utilización del oxígeno a nivel celular, que van a dar lugar a una mejora del rendimiento físico.

No se puede dar un porcentaje de mejora, ya que no todo el mundo responde de la misma forma ante el estímulo hipóxico, pero en todo caso se produce una mejora. Para ello es preciso cumplir con las Claves del Entrenamiento Hipóxico que podemos resumir en:

  1. Que el hecho de dormir en hipoxia se prolongue en el tiempo. Hay algunas mejoras que se producen ya a partir de 2 semanas de exposición, pero los cambios hematológicos se producen principalmente a partir de la cuarta semana; nosotros recomendamos prolongar la hipoxia al menos durante un período de 6 semanas. Lógicamente se puede mantener más tiempo, con lo que se van a mantener durante más tiempo los efectos benéficos obtenidos.

  2. Un nivel mínimo de hipoxia es la simulación de 1800 - 2000 metros de altitud. Pero nosotros recomendamos comenzar con esa altitud e ir aumentando de forma progresiva la altitud (en unos 300 metros de altitud simulada) cada 3 - 4 días y cada 5-6 días a partir de 2800 metros aproximadamente, de forma que el estímulo que produce la hipoxia no se vea frenado por la adaptación del organismo en caso de mantenerse siempre a la misma altitud. Hay que tener en cuenta que si en este período se realizan competiciones o entrenamiento de muy alta intensidad, puede ser preciso disminuir la altitud simulada de esa noche para permitir una mejor recuperación. Por tanto, en la práctica la evolución de la altitud puede ir en dientes de sierra.

En cuanto a la repercusión sobre la vida cotidiana, salvo que la progresión en cuanto a aumento de altitud simulada sea muy rápido, no va a tener ningún efecto negativo. El hecho de mejorar los parámetros hematológicos va a traer consigo un mejor comportamiento ante las actividades cotidianas.




Me han comentado que la utilización de la Hipoxia Intermitente enmascara el uso de EPO exógena en un Control Antidoping. Es eso cierto?

Lo primero que debemos decir es que los productos fabricados por Biomedtech Australia y comercializados por Biolaster no tienen como objetivo el ayudar a superar un control antidoping, siendo respetuosos en todo momento con la legislación deportiva referente a la normativa antidopaje.

Una vez hecha esta primera reflexión y dejando de lado aspectos éticos y morales, nos vamos a centrar en lo que supone la toma de Epo en cuanto a sus niveles en sangre y su eliminación, así como en los resultados fisiológicos de la utilización de la hipoxia, para dar una contestación a la pregunta planteada.

Para elaborar una respuesta, vamos a analizar 3 puntos esenciales que iremos publicando en nuestra web, y con esa base llegar a una Conclusión.

Los 3 puntos de análisis, serían:

  1. Farmacocinética de la Eritropoyetina Recombinante (Epo exógena).
  2. Sistemática y Análisis de los resultados en un control antidoping de eritropoyetina (EPO).
  3. Respuesta Fisiológica al estímulo hipóxico.

Como conclusión, podemos adelantar que el estímulo hipóxico mediante el entrenamiento de hipoxia intermitente no enmascara el control antidoping de la eritropoyetina, pero sí que puede reducir ligeramente el período post-tratamiento de EPO exógena en el que un deportista daría un resultado positivo en un control antidoping de orina.

Siempre hay que tener en cuenta la gran variabilidad individual en la respuesta a la hipoxia, y por tanto los efectos sobre el acortamiento del período de "control positivo" van a ser diferentes en función de si la persona es "respondedora" o "no respondedora" a la hipoxia y del propio estímulo hipóxico que va a venir dado por el descenso en la saturación arterial de oxígeno y del tiempo sometido a dicho descenso.

En definitiva, la hipoxia intermitente no enmascara ningún contol antidoping, pero su realización podría en algún caso dar lugar a un resultado negativo en un control antidoping de EPO, resultado que hubiera sido positivo sin la realización de Hipoxia.


¿Cómo puede el entrenamiento hipóxico intermitente realizado una hora al día ser más eficaz que el hecho de permanecer mucho más tiempo en un ambiente hipóxico?

La explicación está ligada a los tres factores de la simulación de la altitud que Go2Altitude y Altipower permiten optimizar y por tanto reducir el tiempo de exposición. En primer lugar está la altitud simulada, en segundo lugar el período de tiempo y finalmente, la respuesta fisiológica del cuerpo. La altitud simulada ofrecida por GO2Altitude® y Altipower® es considerablemente más alta que la obtenida mediante otros productos actualmente disponibles, requiriendo una respuesta incrementada del organismo. El período de la exposición es corto y cíclico en naturaleza, pero hay un cambio inmediato para el usuario entre la alta y baja concentración de oxígeno. La exposición hypoxica es supervisada constantemente por el sistema en el caso de los hypoxicator de Go2Altitude y Altipower, que está controlado por microprocesador (en el caso de los aparatos de Go2Altitude) y usted puede ver en cualquier momento si los estímulos hypoxicos son demasiado fuertes o por el contrario insuficientes para usted, de modo que pueda ajustar la carga en todo momento.


¿En tanto la respiración de aire hipóxico supone un stress añadido, esto influirá negativamente en mi entrenamiento?

El stress que el organismo experimenta mientras respira aire hipóxico se puede considerar como parte del régimen de entrenamiento, dado que tiene el mismo efecto que el ejercicio. Puesto que el sistema lleva incorporado un sistema de control de la frecuencia cardíaca y de la saturación de oxígeno usted puede ver si la sesión está resultando excesiva. Siguiendo los protocolos y recomendaciones de entrenamiento usted puede evitar fácilmente el sobreentrenamiento.


¿Cuáles son las diferencias entre los efectos del entrenamiento en cámaras hipóxicas y con tecnología que crea hipoxia intermitente? ¿Tienen efectos similares y difieren sólo en la efectividad e intensidad de los mismos?

Las cámaras hipóxicas o tiendas de altitud al igual que los aparatos de hipoxia intermitente de la serie Go2Altitude utilizan la misma tecnología para generar aire hipóxico. Se trata de una tecnología de membrana patentada por Biomedtech Australia mediante la que se hace pasar aire a presión a través de un cilindro cuya membrana permite la salida del oxígeno del aire pero no del nitrógeno, con lo que al otro extremo del cilindro llega aire hipóxico con una concentración de oxígeno determinada.

La diferencia de funcionamiento entre ambos tipos de aparato está determinado porque los que son capaces de generar hipoxia intermitente permiten una programación alternada de aire hipóxico y normóxico. El usuario en base a los programas incluidos en el aparato, o bien creados fácilmente por el propio usuario, elige los tiempos de alternancia entre hipoxia y normoxia, pudiendo ser iguales (por ejemplo 5? de hipoxia y 5? de normoxia) o tiempos diferentes (por ejemplo 6? de hipoxia y 3? de normoxia) pudiendo incluso establecerse como valor de normoxia 0 minutos con lo que en la práctica estaríamos estableciendo un programa de hipoxia contínua.

Para que pueda realizarse este tipo de hipoxia intermitente es preciso que la respiración sea a través de una máscara ya que de lo contrario sería prácticamente imposible el alternar de forma casi instantánea el aire de hipóxico a normóxico y viceversa. Hay que tener en cuenta que una cámara hipóxica puede albergar un volumen de aire de más de 6000 litros, con lo que es materialmente imposible modificar de forma significativa su concentración de oxígeno de forma instantánea.

Por tanto en una cámara hipóxica no se puede realizar una sesión de hipoxia intermitente como se plantea aquí, mientras que un aparato de hipoxia intermitente admite la posibilidad de utilizar hipoxia contínua.

El efecto de realizar hipoxia contínua o hipoxia intermitente es similar, aunque hay autores que postulan que la propia intermitencia entre hipoxia y normoxia produce un efecto beneficioso en el sentido de aumentar la respuesta al estímulo hipóxico; según esto parece que la realización de hipoxia intermitente puede tener un efecto añadido con respecto a la hipoxia contínua.

De todas formas no hay que olvidar que realmente la respuesta al estímulo hipóxico está relacionada con la ?carga hipóxica? más que con el hecho de ser contínua o intermitente. La carga hipóxica (al igual que cuando hablamos de la carga de entrenamiento) es un concepto teórico que engloba lo que en entrenamiento supone volumen e intensidad; en el caso de la carga hipóxica el volumen sería el tiempo de exposición a la hipoxia y la intensidad sería el grado de hipoxia al que ha estado sometido (similar a la altitud, ya sea real o simulada). A pesar de que no está demasiado desarrollado y objetivado el concepto de carga hipóxica, a nadie se le escapa que en cuanto a los efectos de la hipoxia existe una relación inversa entre tiempo y grado de hipoxia; es decir podemos equiparar 3 cargas hipóxicas como las siguientes:

  • 12 horas a 2000 metros
  • 5 horas a 4000 metros
  • 2 horas a 6000 metros

En definitiva, la respuesta al estímulo hipóxico depende en un primer momento de la carga hipóxica, y dentro de una carga hipóxica similar parece que puede ser más estimulante la obtenida mediante hipoxia intermitente.

Hay que hacer una última precisión en este sentido y es la definición de hipoxia intermitente. Aquí estamos hablando de intermitencia a cambios entre hipoxia y normoxia que tienen una duración de minutos, pero hay que significar que a nivel científico se considera también hipoxia intermitente al hecho de dormir en altitud (real o simulada) y pasar el día o entrenar en una situación de normoxia (a nivel del mar), dejando el término de hipoxia contínua para cuando se realizan estancias en altitud (real o artificial) durante días seguidos sin ningún tipo de interrupción.


No acabo de ver claro cuál es el uso principal de la tecnología que genera hipoxia intermitente. ¿Es para superar y prevenir la hipoxia o para aumentar el rendimiento físico? Es decir, ¿para quién sería más apropiada esta tecnología?, ¿para un ciclista profesional que quiere aumentar el número de glóbulos rojos en sangre para aumentar su rendimiento o para un montañero que quiere evitar el mal de altura? La misma duda pero en el caso de cámaras o tiendas hipóxicas?

Cualquiera de las dos tecnologías cumple ambos objetivos de mejora del rendimiento físico y aclimatación a la altitud y prevención del mal de altura.

La diferencia viene dada principalmente por los tiempos necesarios para que surtan efecto y ello está en relación con lo que hemos denominado la carga hipóxica.

Los sistemas que estamos denominando contínuos habitualmente simulan altitudes inferiores a los sistemas intermitentes y ello trae consigo que para conseguir un efecto determinado necesitemos mucho más tiempo de exposición. Igualmente el hecho de que en los sistemas contínuos la exposición sea más larga (un ejemplo típico puede ser dormir durante la noche, con lo que son más de 8 horas) hace que difícilmente sean soportables simulaciones de altitud elevadas si no hay un trabajo previo y largo de aclimatación. De lo contrario convertiría la sesión (el sueño es el ejemplo que estamos poniendo) en algo incómodo de soportar, fatigante, con muy mala calidad de sueño,... que daría lugar a una fatiga acumulada a lo largo de los días, alteraciones del humor y estado de ánimo y en definitiva a una disminución de rendimiento. Por eso la mayoría de cámaras hipóxicas o tiendas de altitud suelen simular altitudes de hasta 4500 metros como máximo.

En nuestro caso y dada la especial concepción de la cámara hipóxica que comercializamos, que es válida tanto para realizar hipoxia de reposo como de esfuerzo, existe la posibilidad opcional de que la simulación de altitud alcance los 6500 metros. Lógicamente es una altitud mantenible durante horas en casos muy específicos y tras un período de entrenamiento o aclimatación previo muy importante.

En los sistemas de hipoxia intermitente se utilizan habitualmente tiempos menores de exposición (sería a la larga incómodo estar horas y horas respirando por una máscara) y mayores niveles de hipoxia. El hecho de que se incluya una intermitencia entre hipoxia y normoxia hace que este tipo de entrenamiento hipóxico sea fácilmente realizable y sin gran repercusión orgánica. Es por ello que con estos sistemas y con un período de entrenamiento relativamente corto es fácil llegar a realizar sesiones de hipoxia intermitente con simulaciones de altitud superiores a los 6000 metros.


Productos relacionados

Título: Altipower PRO
Precio: 883.30 (IVA incluído)
+ Info | Comprar
Precio: 27.50 (IVA incluído)
+ Info | Comprar