« Volver a la noticias

Aumento de Reticulocitos y del Rendimiento Físico con Hipoxia Intermitente

08-03-2007  ¦  Biolaster

En un artículo publicado en el Journal of Sports Sciences en Febrero de 2007, se objetiva una mejora del rendimiento físico así como un aumento de los reticulocitos, tras la realización de 90 minutos de Hipoxia Intermitente (alternando 5 minutos de hipoxia con 5 minutos de normoxia) 5 días por semana, durante 3 semanas.

Aumento de Reticulocitos y del Rendimiento Físico con Hipoxia Intermitente

En el Journal of Sports Sciences de Febrero de 2007 se publica un artículo realizado por Michael J. Hamlin & John Hellemans, con el título "Effect of intermittent normobaric hypoxic exposure at rest on haematological, physiological, and performance parameters in multi-sport athletes", cuyo abstract está traducido al español en nuestro apartado de publicaciones.

En dicho estudio en el que han participado 22 deportistas que se han dividido en un grupo control y en un grupo experimental, los deportistas realizaban 5 sesiones semanales de hipoxia intermitente, consistente en alternancias de 5 minutos respirando aire hipóxico (lógicamente aire normal en el grupo control) a diferentes concentraciones y 5 minutos respirando aire normal, durante 90 minutos.

Los deportistas realizaron un test de carrera de 3 kms en pista como parámetro indicador del rendimiento físico, que fue realizado en 4 ocasiones: un primer test de familiarización y un segundo test para utilizarlo como referencia de base antes de las 3 semanas de experimentación, un tercer test 2 días después de completar las 3 semanas de experimentación y un cuarto test 15 días después del anterior.

Igualmente se les tomó sangre para la realización de un análisis de diferentes parámetros sanguíneos en tres ocasiones, una antes del comienzo del estudio, y las otras dos ocasiones 2 y 17 días después de completar el período de hipoxia (normoxia en el grupo control) de 3 semanas.

Entre los resultados, cabe destacar una mejora del rendimiento en la prueba de 3000 metros y un aumento de los reticulocitos en el grupo que realizó el entrenamiento de hipoxia intermitente, en relación al grupo control.

No se obtuvieron mejoras en otros parámetros sanguíneos, a nuestro juicio por el período de entrenamiento de hipoxia realizado (a nuestro juicio el mínimo tiempo deben ser 4 semanas, aunque lo recomendable serían 6 semanas para mejorar los parámetros sanguíneos de forma significativa) y por el tiempo de cada sesión (a nuestro juicio las últimas semanas es recomendable llegar hasta los 120 minutos de hipoxia intermitente, e incluyendo protocolos de 6-7 minutos de hipoxia con 3-4 minutos de normoxia).


Acceso al Abstract del Artículo