Mejora de Cardiofitness Respiratorio (CRF) en Pacientes Comórbidos con Entrenamiento Hipóxico IHHT

La antigua URSS fue pionera en investigación de la exposición a hipoxia intermitente (IHE) con fines terapéuticos. En el presente artículo recogemos los interesantes resultados para cardiópatas comórbidos de edad avanzada (~66 años) de un reciente estudio del Departamento de Fisiología del I.M. Sechenov First Moscow State Medical University, y de la Escuela de Salud y Rendimiento Humano de Dublin City University Glasnevin Campus.

El estudio de Dudnik y col. 2018, trata de comprobar la eficacia, en términos de adaptación cardiorrespiratoria al esfuerzo, de un programa de exposición a hipoxia-hiperoxia intermitente (IHHT) comparado con el enfoque tradicional de rehabilitación basada en ejercicio.

Imagen de la noticia efectos hipoxia en problemas cardiorrespiratorios y en mayores

Hace poco redactamos un artículo que versaba sobre las conclusiones positivas de una reciente publicación sobre enfermedad de arterias coronarias (EAC) e IHHT.

El artículo hoy comentado, mantiene la línea de resultados positivos.

32 pacientes cardiacos con comorbilidades fueron asignados aleatoriamente a los grupos IHHT y Control (CTRL). IHHT completó un programa de exposición a hipoxia (11-12%O2)-hiperoxia (30-33%O2) en reposo, en ciclos de 5-7 periodos de 4-6 minutos hipoxia, 3 minutos recuperación hiperoxia, 3 sesiones/semana, durante 5 semanas.

El grupo CTRL completó 8 semanas de programa personalizado de ejercicio cardiopulmonar estándar, y fue expuesto a 15 sesiones de exposición SHAM a la hipoxia (hipoxia inefectiva).

Se registraron biomarcadores CRF y hematológicos PRE-POST intervención.

Según concluyen los autores, “IHHT es segura en pacientes con condiciones cardiacas y comorbilidades comunes, y puede ser una opción adecuada para pacientes mayores que no pueden ejercitarse. 5 semanas de exposición IHHT es tan efectivo para mejorar indicadores CRF como un programa de 8 semanas de ejercicio.

Sin pretender sustituir la conveniencia de mantener regularmente algún tipo de actividad física global (trabajo de resistencia cardiorrespiratoria, fuerza muscular y flexibilidad), parece muy interesante la posibilidad de lograr adaptaciones cardiorrespiratorias positivas con el mero hecho de respirar regularmente aire empobrecido en oxígeno (IHHT). Una técnica que puede ayudar a personas mayores o impedidas de algún modo al ejercicio.