Entrenamiento Muscular Respiratorio/Inspiratorio Para Mejorar el Rendimiento en Altitud/Hipoxia

Una de las respuestas iniciales a la exposición a la altitud y consecuente hipoxia ambiental es la del aumento de la frecuencia respiratoria (hiperventilación) y la frecuencia cardiaca en lo que se llama Fase de Acomodación, caracterizada por una forzada compensación cardiopulmonar.

Si además realizamos ejercicio en esta condición, la afectación negativa hacia el rendimiento será significativa, directamente proporcional al grado de hipoxia; es importante puntualizar que se puede potenciar y mejorar la adaptación a la respuesta cardiopulmonar comentada realizando entrenamiento muscular respiratorio-inspiratorio (RMT/IMT).

Recogemos las conclusiones de 2 recientes artículos que han comprobado la utilidad del RMT/IMT en relación al ejercicio en hipoxia.

“Putative Role of Respiratory Muscle Training to Improve Endurance Performance in Hypoxia: A Review” (Álvarez-Herms y col., 2019).

Artículo de revisión que analiza el particular beneficio de realizar RMT/IMT previamente al periodo de ejercicio en hipoxia.

El artículo citado hace una revisión de publicaciones relacionadas hasta abril del 2018.

7 publicaciones fueron seleccionadas con 2 métodos de RMT:

  • Resistencia Respiratoria (RME) a base de hipernea isocápnica (comúnmente practicada 10–30′, 3–5 días/semana) en 3 de los 7 estudios.
  • Fuerza Muscular Respiratoria (RMS) a base de entrenamiento muscular inspiratorio IMT practicado con POWERbretahe (2×30 inspiraciones diarias al 50%MIP).

Ambas intervenciones fueron practicadas por periodos de 4-8 semanas.

En síntesis, de cara al ejercicio en hipoxia se halló que el RMT promovió:

  • Reducción de fatiga muscular respiratoria.
  • Retraso de la activación del metaborreflejo muscular respiratorio.
  • Mejor mantenimiento de la saturación arterial de oxígeno en sangre SaO2 y flujo sanguíneo a musculatura locomotora.

En general, no se describieron incrementos del máximo consumo de oxígeno VO2max.

Las mejoras en la función ventilatoria (MIP) logradas fomentaron la capacidad de adaptarse a la hipoxia y minimizaron el impacto del estrés respiratorio durante la fase de aclimatación en comparación con el grupo placebo.

Los autores concluyen que: “el entrenamiento muscular respiratorio RMT/IMT  representa un método apropiado para mejorar el rendimiento respiratorio en hipoxia/altitud”.

“Inspiratory Muscle Training: Improvement of Exercise Performance With Acute Hypoxic Exposure” (Hursh y col., 2018).

El rendimiento de ejercicio de resistencia aeróbica puede ser influenciado por la habilidad de mantener una alta ventilación/minuto (VE) para mantener la saturación de oxihemoglobina arterial. El IMT ha sido usado efectivamente para atenuar las consecuencias fisiológicas negativas de incremento VE, resultando en un mejor rendimiento en normoxia.

El siguiente estudio investigó si el entrenamiento muscular inspiratorio (IMT) mejora el rendimiento en ejercicio submáximo con exposición aguda a la hipoxia.

14 hombres entrenados en resistencia completaron prueba ciclista de tiempo (TT) de 20km en hipoxia normobárica (FIO2=0.16) antes y después de 6 semanas de protocolo IMT efectivo (SMIP 80%; n=9), o inefectivo SHAM (SMIP 30%; n=5).

El rendimiento del grupo IMT mejoró significativamente 1.4 ± 2.0% (P=0.032).

Según resultados, los autores concluyen que: “desarrollar 6 semanas de IMT puede beneficiar la resistencia en prueba de 30-40 minutos en condición de hipoxia”.

Siguen apareciendo estudios en línea confirmativa con investigaciones previas que recomiendan IMT si se realiza exposición a la hipoxia.

Se puede realizar IMT con los Entrenadores Respiratorios POWERbreathe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *