Test de Hipoxia en Ejercicio para Predecir el Rendimiento en Altitud de Nadadores de Alto Nivel

            El ascenso y la estadía en altitud a partir de 1.000-1-300m puede provocar efectos negativos en el organismo debido a la menor cantidad de oxígeno disponible en el aire ambiental (hipoxia hipobárica), causando una sintomatología conocida como “mal agudo de montaña” (AMI). Estos efectos conducen a una disminución de la capacidad de trabajo y consecuentemente del rendimiento físico.

Atletas de diversas disciplinas hacen uso frecuentemente de las concentraciones en altitud como método para mejorar el rendimiento de cara a una próxima competición, y/o para mantener un estado de forma óptimo durante diversas fases de la temporada. 

Precisamente porque el estímulo que ejerce la hipoxia sobre el organismo es un estresante añadido para este, se ha de modular en lo posible las variables de intensidad fisiológica, que en suma, pueden conducir a síntomas de sobreentrenamiento o fatiga que impidan alcanzar el máximo provecho del altitude camp. 

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que, la adaptación a la hipoxia es una cuestión totalmente individual en cuanto a la susceptibilidad y respuesta de cada organismo; por tanto, realizar un test previo a cada deportista que vaya a realizar una concentración en altitud puede ser de ayuda para planificar medidas como la carga de entrenamientos (sobre todo los primeros días), o incluso la necesidad de realizar una adaptación previa a nivel de mar para afrontar la concentración en mejores condiciones y obtener el mayor beneficio posible.

Effectiveness of the hypoxic exercise test to predict altitude illness and performance at moderate altitude in high-level swimmers» (Brocherie 2020)”

Con el objeto de poder predecir los cambios en el rendimiento y las respuestas fisiológicas ante la altitud moderada en nadadores, el mencionado estudio expuso a 18 nadadores de elite a un test de ejercicio en hipoxia a nivel de mar, antes de acudir a un altitude training camp de 12 días de duración a 1.850m de altitud. Los participantes fueron clasificados en 2 grupos, aquellos que tuvieron un riesgo moderado a alto de severe high altitude illness (SHAI score ≥ 3), y aquellos con bajo riesgo (SHAIscore < 3).

Entre las pruebas realizadas se encontró que la variable fisiológica mejor relacionada con la disminución de rendimiento en altitud fue la saturación de oxígeno en sangre arterial (SaO2).

Según los resultados obtenidos, los autores del estudio concluyeron que el test de hipoxia en ejercicio puede ayudar a los entrenadores y científicos a determinar de un mejor modo la respuesta individual de los atletas a la altitud, y a gestionar la aclimatación a la altitud.

Fuente:

Pla, R., Brocherie, F., Le Garrec, S., & Richalet, J. (2020). Effectiveness of the hypoxic exercise test to predict altitude illness and performance at moderate altitude in high‐level swimmers. Physiological Reports, 8(8)

Productos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *