Apoyo Científico y Tecnológico para el Deporte
Compra por telefono

18ª Etapa

Ávila recobra un gran ciclismo

Hace tiempo que los organizadores de la mayoría de las carreras del calendario se han empeñado en endurecer las carreras hasta límites, en algunos casos, exagerados. Se obcecan en buscar puertos desconocidos, con pendientes imposibles para incrementar las dificultades un deporte de por sí muy duro. Llaman a los campesinos de aldeas incomunicadas para que les señalen caminos de cabra que posteriormente asfaltan para su carrera. De esa forma se descubrieron algunos de los puertos más célebres de la actualidad.

Deben estar satisfechos los organizadores porque es una costumbre que se está extendiendo con rapidez. No hay duda que muchas de las grandes gestas se han dado lugar en puertos durísimos que obligan a los grandes campeones a retorcerse sobre la bicicleta, y que es ahí, en la dureza extrema, donde afloran las mínimas diferencias que existen, a menudo, entre las vedettes con más glamour del ciclismo. Pero no es menos cierto, que la cantidad de ciclistas con capacidad para ser protagonistas en tal situación es muy limitada, porque el talento de la mayoría de los corredores del pelotón es bastante menor que la de los grandes campeones. Por ello, no sería mala idea que redujeran un poquito la dureza de los recorridos y buscaran, con algunas dosis de imaginación, unos itinerarios con otros alicientes, al margen de tanto puerto desmesurado. Sin duda aumentaría el número de ciclistas que entrarían en el juego por la victoria.

Perfil de la decimooctava etapa

La etapa de ayer fue un claro ejemplo. La 18ª etapa de la Vuelta Ciclista a España, entre Béjar y Ávila, estaba impregnada de repechos y puertos conocidos pero no excesivamente duros. Se subieron, el alto de la Vallejera, de tercera categoría, Peña Negra, de primera, Serranillos, también de primera, y Navalmoral, de segunda, a 22 kilómetros de meta. En principio, mirándolo desde un punto de vista tradicional, no debía de ocurrir nada extraordinario. Se trataba más bien de una etapa ideal para los clasicómanos que se defiendan bien en las subidas, una jornada perfecta para las escapadas. Pero, como la necesidad agudiza el ingenio, en el ciclismo actual hay todavía sitio para las estrategias. No todo del ciclismo antiguo está perdido. Con la imprescindible entrega de los corredores y dos o tres directores impulsivos sin tanto miedo a perder, el ciclismo puede ofrecer aún, un espectáculo exquisito pese a no contar siempre con el Mortirolo o el Anglirú. Es suficiente contar con Serranillos y Navalmoral, como se ha demostrado en más de una ocasión, con una clasificación General aún sin decidir, la audacia que ayer demostró, sobre todo, Eusebio Unzue, director del Illes Balears, y unos corredores capaces de ejecutar la acción prevista por el director.

No fue casualidad que Chente García y Joan Horrach, corredores ambos del Illes Balears-Banesto, entraran ayer en la escapada de 10 hombres que se formó en el kilómetro 31. Tampoco que estuvieran dos hombres del Comunidad Valencia-Kelme, Rubén Plaza y Javier Pascual Rodríguez. Además de la victoria de etapa, objetivo que sobre todo perseguían, Tankink, Veneberg, Fuentes, Buenahora, Iván Parra y Calcagni,- los otros seis integrantes de la escapada-, podían jugar un papel muy importante en el desenlace de la etapa, si es que se cumplían las previsiones dibujadas por el director en la pizarra antes de la salida. Eran el engranaje necesario para apuntalar el objetivo máximo al que en estos momentos aspiran sus dos líderes: el podium.

La batalla la desató el Illes Balears-Banesto, un equipo que nunca se ha destacado por su osadía. Camino del alto de Serranillos, atacó Unai Osa, un escalador vigoroso cuando están en forma. Y al poco tiempo le siguió Mancebo, decidido para conseguir, por fin, un podium que se le resiste tanto en el Tour de Francia como en la Vuelta a España. La diferencia nunca superó los 20 segundos, fue un intento baldío pero dejó claras las intenciones de los hombres de Eusebio Unzue, que poco antes del Alto de Serranillos ordenó otro ataque de Mikel Pradera.

Lo mejor de la etapa, y quizás de la Vuelta ocurrió en el puerto de Navalmoral, un puerto de segunda categoría bastante tendido. Por delante, Iván Parra y Javier Pascual Rodríguez se destacaron dejando al resto de los integrantes de la escapada en el lugar que les correspondía. Por detrás Paco Mancebo, se despojó, de repente, de sus miedo y sus limitaciones y comenzó a atacar de una forma enloquecida. Abrió un hueco importante, cosa que obligó a Koldo Gil y Marcos Serrano, compañeros de Roberto Heras, a emplearse a fondo. La cosa se puso tan seria, que nada más anular el intento de Mancebo, Santi Pérez pasó a la acción llevándose a rueda a Roberto Heras y Alejandro Valverde. Por detrás, Mancebo estaba sufriendo las consecuencias de tanta valentía y por el alto cedía 25 segundos con respecto a los tres primeros de la General. En ese momento se vio la verdadera importancia que tiene el equipo para sacar a un líder de situaciones complicadas. Pradera, que se había escapado en alto de Serranillos, esperó a Mancebo para poder llevarlo hasta el grupo de Santi Pérez, Roberto Heras, y Alejandro Valverde, que colaboraba con Pérez para asegurarse el tercer puesto. Chente García, que iba poco más adelante, hizo lo propio, pero también un compañero de Alejandro Valverde, Rubén Plaza, que se había rezagado de la escapada de adelante. Por momentos la etapa tuvo el esplendor de un gran ciclismo. Por un parte Alejandro Valverde, Rubén Plaza, ambos del Comunidad Valenciana-Kelme, y Santi Pérez, con Roberto Heras a rueda, tirando para distanciar a Francisco Mancebo, y por detrás, los compañeros de éste, Chente García y Mikel Pradera a la caza de aquellos.

Al final no ocurrió nada, bueno, que ganó Javier Pascual Rodríguez, que batió en un insólito esprint a Iván Parra, pero fue realmente excitante ver una acción que prestigia a quienes la realizan y a quienes la elaboran.

Acceso a la Clasificación de la etapa

Acceso a la Clasificación General

Productos relacionados

Precio: 26.44 (IVA incluído)
+ Info | Comprar
Precio: 144.24 (IVA incluído)
+ Info | Comprar
Precio: 327.98 (IVA incluído)
+ Info | Comprar
Precio: 124.80 (IVA incluído)
+ Info | Comprar