Apoyo Científico y Tecnológico para el Deporte

« Volver a la noticias

Kinesiotaping en el Síndrome del Túnel Carpiano

11-01-2017  ¦  Biolaster

Presentamos una aplicación de kinesiotaping para casos de síndrome del túnel carpiano en procesos severos.

Kinesiotaping en el Síndrome del Túnel Carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía periférica que sucede por compresión del nervio mediano a su paso por la muñeca. La siguiente es una aplicación de vendaje neuromuscular dirigida a relajar la musculatura del antebrazo y a ampliar el espacio de la zona del ligamento anular del carpo para de esta manera descomprimir el nervio.

Los síntomas que se presentan en el síndrome del túnel carpiano suelen ser dolor, tumefacción, debilidad muscular e hipostesia o disminución de la sensibilidad, especialmente a nivel del pulgar, índice y tercer dedo. En los casos más leves el dolor suele ser nocturno, y en casos avanzados puede llegar a ser muy incapacitante generando atrofia de la musculatura del pulgar y alteración de la sensibilidad.

Aplicación Vendaje Neuromuscular

La técnica que presentamos en este artículo consta de una doble tira muscular que se extiende desde la mano, por la cara anterior y posterior del antebrazo y una segunda tira de corrección mecánica a nivel de la cara posterior de la muñeca.

En la tira doble, de longitud suficiente para que abarque la cara anterior y posterior del antebrazo realizamos dos agujeros a mitad de la tira por donde se introducen el segundo y el tercer dedo. La aplicamos mediante técnica muscular realizando flexión palmar de muñeca y aplicación de la tira en la cara posterior del antebrazo sin tensión. El anclaje final se fija en la parte superior del antebrazo, hacia el epicóndilo, con la mano en posición neutra. Después, realizando una flexión dorsal, colocamos el otro extremo de la tira sobre la cara anterior del antebrazo hacia la epitroclea, también mediante técnica muscular.

Tras colocar la venda en el antebrazo, colocamos una segunda tira de corrección mecánica a nivel de la muñeca. Con la mano en flexión palmar, a 25-50% de tensión en la tira sobre la cara posterior y una vez realizado esto, con los anclajes finales sin tensión, fijamos la tira por la cara anterior de la muñeca con la mano en posición neutra. Es muy importante que los extremos de la venda no se superpongan.

Esta aplicación se ejecuta preferentemente en estadios avanzados que en la fase inicial del proceso, en la que nos decantaríamos por una tira sencilla colocada con los mismos principios sobre la cara anterior del antebrazo.