Alejandro Valverde eliminado

La única duda que ha despejado la etapa de La Rabassa es que Alejandro Valverde no entrará en la disputa de la victoria final. Es un hecho que no me sorprende. Cuando un ciclista declara abiertamente que no se ve en condiciones para luchar por la victoria, está derrotado. Todo aquel que psicológicamente no se encuentra en su plenitud, difícilmente puede extraer todo lo que atesora su cuerpo. Y más aún cuando ha cumplido con parte de sus objetivos y está pensando en otros no menos importantes.

Tengo la sensación que Alejandro Valverde está pensando en los Campeonatos del Mundo de Varese. Con diez victorias en el zurrón nadie le puede exigir que dispute la clasificación general de la Vuelta a España. Creo que sería un esfuerzo inútil. Primero, pese a no declararlo en público, porque están convencidos que batir a Alberto Contador será imposible. Segundo, porque no siente la frescura mental que exige una competición de ese nivel. Y tercero, porque sería, incluso, perjudicial para la disputa del Campeonato del Mundo. La mayoría de los favoritos para la cita mundialista (Bettini, Rebellin, Ballan, Freire, Gilbert, Van Avermaet, etc…) se retirarán antes de que la Vuelta llegue a Madrid. El margen de una semana que hay entre el final de la Vuelta y la cita de Varese, no es suficiente para recuperarse totalmente, y al igual que en otros años la mayoría de los especialistas se tomarán como mínimo diez días de descanso. Algo que Valverde debería hacer si quiere disputar el Campeonato del Mundo en igualdad de. Si no, se podría quedar, como en otras ocasiones, a medias en las dos pruebas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *