Tiempo de rebajas

Tras el fracaso del proyecto del Pegasus australiano, que finalmente no ha obtenido la licencia para ser equipo Profesional Continental, Robbie McEwen, y otros muchos, se encuentran en la encrucijada de una salida inesperada e indigna del pelotón o seguir en el bajo las condiciones de un contrato en rebajas.

Se ha sabido que el RadioShack de Johan Bruyneel tiene algún interés en el esprinter australiano venido a menos. Están en conversaciones, pero Philippe Maertens, portavoz del equipo estadounidense, ya ha lanzado un mensaje diciendo que habrá que analizar si el equipo tiene suficiente presupuesto para hacerse con los servicios del australiano, dando a entender que la temporada de rebajas ya está abierta.

En estos casos siempre ocurre lo mismo, siempre existe un choque de intereses. Por una parte, un corredor venido a menos que sigue esperando rendir al nivel de un pasado que no volverá y que, además, se atribuye un valor económico que el mercado no está dispuesto a pagar. Y por otro lado, un equipo que, al fin y al cabo es una empresa, pretende conseguir un producto al menor precio posible.

Con 38 años es evidente que McEwen ya ha dado lo mejor de sí. En las últimas temporadas sus victorias se han reducido a la mitad, año tras año: En 2007 fueron diez, casi la mitad que en 2002, donde obtuvo 19 triunfos. En 2008, cinco, la mitad que el año anterior. Y en la dos últimas temporada no ha logrado más que dos. Todo eso sin entrar en detalles en cuanto al nivel de las victorias, porque lleva tres temporadas sin ganar en una de las grandes. Por todo ello McEwen, que podría ser un buena apuesta para un equipo pequeño como era el Pegasus, poco podrá aportar a un equipo del Pro Tour, que teóricamente, tendrá otros corredores que le garanticen las victorias que el australiano actualmente no puede aportar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *