El ciclista ideal para un ciclismo ejemplar

Además de que Alexandre Vinokourov haya puesto el broche de oro a una carrera ejemplar en muchos aspectos (no todos), la prueba de los Juegos Olímpicos ha demostrado lo que el ciclismo debería ser para ser más espectacular, para escapar de la monotonía del control excesivo de los equipos superpotentes. Ha sido una carrera abierta en la que el talento individual ha estado por encima del potencial colectivo. Algo que, desgraciadamente, apenas se ve en el ciclismo actual.

Si la carrera se hubiera corrido con el diseño de la carreras normales, o sea, con equipos de 8 o 9 corredores, Vinokourov, o cualquier otro gran corredor que iba en la escapada, se hubiera quedado sin el premio merecido. Hubiera ganado cualquier esprinter que hubiera aparecido a falta de 200 metros para la meta. El resto del trabajo lo hubiera hecho su equipo o selección. El ganador bien hubiera podido ser Cavendish, Greipel, Sagan, Goss, Boonen, o Boasson Hagen. Es lo de menos. La cuestión es que en ese recorrido nadie hubiera podido evitar un esprint masivo, y hubiera sido una pena porque grandísimos corredores se hubieran visto impedidos de mostrar su valía.

Tampoco es cuestión de endurecer tanto la carrera y anular a toda costa las opciones de los esprinters, lo ideal es que los especialistas en cada una de las especialidades tengan opciones similares. Así se incrementa de manera notable los hombres que entran en el juego por la victoria, y con ello el espectáculo, porque cada uno lo intenta de forma individual.

Con carreras como la de hoy, el ganador no solo debe ser fuerte físicamente, debe permanecer atento en carrera, saber moverse, acertar con la estrategia, improvisar, ser listo y darlo todo por lo que persigue. El ejemplo de Vinokourov no es fácil de mejorar.

1 opinión en “El ciclista ideal para un ciclismo ejemplar”

  1. Estoy de acuerdo contigo Xabier. Esta claro que en el ciclismo de hoy en dia está todo demasiado controlado. Por un lado tenemos lo que dices, demasiados ciclistas en cada equipo (cada vez mejores en todos los terrenos y que pasan mejor la montaña cada año) y por otro lado tenemos el excesivo control que proviene de (para mi) el mayor freno al espectaculo del ciclismo de alto nivel, el famoso pinganillo. Los corredores se escudan diciendo que el pinganillo da seguridad en la carretera, correcto. Sin embargo, en vez de que esa informacion se la transmitiesen sus directores, se puede hacer una especie de radio vuelta interna para corredores, asi recibirian todos la misma informacion relativa a la carretera (curvas, baches,comienzo de puertos,avituallamientos…).
    Para que nos sirve que en un Tour, una Vuelta o un Giro, diseñen una tappone con 6 puertos y 250km si hasta el ultimo puerto no va a pasar nada entre los favoritos (y eso si pasa). Igual es mas emocionante (y SALUDABLE) una etapa de 100km y dos puertos sin pinganillo.
    Los corredores de hoy en dia con pinganillo son meros automatas de sus directores. No tienen iniciativa propia y actuan con miedo a lo que su director les pueda decir.
    Xabier, por qué no se analiza este tema mas a fondo en grandes instancias de la UCI?? ( me reciero a carreras de UCI Pro Tour).
    Y no me vale que la respuesta sea que los equipos hagan presion, porque si en este tema se ponen todos de acuerdo, ya se podrian poner hace unos añitos de acuerdo en otras cosas y decisiones referidas a la SALUD de sus ciclistas.
    Eskerrik asko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *