El Tour que no fue

Las mismas circunstancias no siempre tienen consecuencias similares en una carrera de tres semanas. Un pinchazo, una caída, una mala decisión en incluso una mala estrategia pueden ser insignificantes en el resultado final, y por el contrario, una pequeña avería puede resultar nefasta e imposibilitar los objetivos que se persiguen. Es lo que le ha ocurrido a Alejandro Valverde.

Pese a ganar la Vuelta a España y ser uno de los mejores corredores durante muchos años, no pensaba que, en circunstancias normales, Valverde estuviera capacitado para el podium de París. Este año ha demostrado que sí, que estaba en condiciones de luchar por ello con garantías. Y además creo que en esa carrera se merece más de lo que tiene, algo que en ésta edición le impidió la avería que tuvo el día de los abanicos. Mala suerte, ni más ni menos.

Ese día el MoviStar recibió alguna que otra crítica por no haber solucionado mejor el problema. No estoy de acuerdo, creo que José Luis Arrieta tomó las decisiones acertadas. Antes de que el problema comenzara a crecer Valverde contó con compañeros que le podían llevar hasta el pelotón y ante la dificultad del objetivo paró a Rui Costa manteniendo la opción de Quintana en cabeza. ¿Qué más pudo hacer? En mi opinión nada, hizo lo que debía, lo que ocurre es que el Omega y el Belkin, que se aprovechó de la circunstancia con una actitud dudosa, volaron y machacaron al MoviStar, cosa que hizo luego el Saxo Bank con Froome que si cometió el error de no prevenir el ataque del equipo de Riis.

Ese incidente nos ha impedido ver un Tour diferente, una carrera en la que la estrategia del MoviStar hubiera podido dar mucho juego a la competición. Difícilmente hubiera podido cambiar el resultado, pero hubiera sido mucho más excitante ver como movía las cartas José Luis Arrieta, un maestro en ese tipo de juegos. MoviStar tenía a tres corredores entre los diez mejores, Valverde, Quintana y Rui Costa, lo que le daba un amplio abanico de posibilidades. Repito que seguramente no hubiera variado el resultado final, porque como se vio en la segunda jornada de los Pirineos pese a contar con amplia mayoría nada se hizo contra Froome. Quizás ese día debían haber optado por alguna alternativa más arriesgada, creo que a Froome se le debió de atacar en el llano como en un principió comenzó a hacerlo el Movistar. En subida la lucha siempre es cara a cara, especialidad en la que ha sido imposible batir al británico. Pero en el llano la estrategia de equipo puede causar estragos. El ataque de Valverde con Plaza en el llano no debió ser tan persistente porque llevaban a Froome a rueda, que inteligentemente mordió la rueda del murciano, sin duda el más peligroso ese día. Considero que, a lo mejor, hubiera sido más fructífero alternar a los protagonistas, Quintana-Valverde, con alguno de los numerosos compañeros que contaban. Froome tendría que haber cedido ante alguno de ellos, porque en 20 kilómetros de llano es imposible responder a todos los ataques sin la ayuda de compañeros. Pero también hay que reconocer que todo esto es muy bonito y fácil en la pizarra, porque luego siempre hay algún equipo que en su propio interés beneficia al líder, como ocurrió ese día con el Saxo Bank o hubiera ocurrido con el BMC.

Sin la avería, Valverde hubiera luchado hasta el final por el segundo puesto, pero quizás nos hubiera impedido descubrir a Nairo Quintana, la gran revelación de la carrera. Movistar hubiera mantenido una actitud más conservadora porque los galones estaban definidos antes de la carrera y Quintana hubiera tenido que limitar sus movimientos ante posibles perjuicios para su líder, que si hubiera agradecido un escalador como el colombiano junto a él.

Sea como fuere el MoviStar ha realizado un Tour de Francia extraordinario en una temporada que está resultando mágica para el conjunto de Eusebio Unzue.

3 opiniones en “El Tour que no fue”

  1. Buen artículo de nuevo. Yo siempre vi a Valverde en el podium de este Tour, con la duda si Evans tenía el nivel de hace dos años, si el resto del equipo se supeditaba a él y si la climatología era siempre calurosa. Para mi Valverde gana enteros en este ciclismo moderno, y la Vuelta va a ser espectacular con gente como él, Purito, Nibali, los dos colombianos de SKy (si bien urñan se va y veremos si le dan galones o él mismo los quiere pensando en Lombardia) y Betancur… todos hablan del mundial, pero algo tendrán que decir en la Vuelta.

  2. Solo una pega a Valverde. ¿No hubiera sido posible por parte de Alejandro alcanzar al grupo de Favoritos cuando estaban a 24 segundos? Yo lo tengo grabado, es una zona de toboganes. En el grupo delantero han parado, atrás están los moviestar en cabeza, rotos. Podía haber muerto luchando, y saltar del grupo a muerte. 24 segundos. Un contrarrelojista de su calidad podría haberlo intentado. De no haberlo logrado se habría quedado igual. Se ha quedado a 24 segundos de saberlo. De quién es el error?. Del ciclista. Hay que tomar una decisión dura, con mucho dolor de patas, mucho sufrmiento como en una crono.

  3. En Azpeitia suelen decir que los que fueron y no son kirieleison. El articulo es bueno en la pizarra. Y como Usabiaga escribe bien y sabe de ciclismo, es bonito para el debate. Pero Valverde tuvo una avería, el Movistar no pudo con Omega y compañia, hemos tenido un Tour hermoso.A lo mejor con Valverde, puesto a elucubrar también, cerca del podio ni Quintana hubiese tenido la libertad que ha tenido, ni Rui Costa hubiese ganado las dos etapas y Valverde a lo peor da la espantada,no hubiese sido la primera vez, en alguna etapa y ¡vete a saber!. De todas las maneras seguid con el debate que es interesante y aprendo mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *