Las preguntas sobre el éxito de Bélgica en el cyclo-cross

Mario de Clercq tiene autoridad para hablar de Cyclo-cross, cualquiera que haya sido Campeón del Mundo en tres ocasiones y es uno de los principales protagonistas en iniciar el reinado absoluto de los ciclistas belgas que aún perdura, está sobradamente acreditado para ofrecer un diagnóstico de la realidad en la que vive. Actualmente es uno de los dirigentes del Marlux-Napoleón Games, uno de los principales equipos belgas que cuenta con Kevin Pauwels, Klaas Vantornout, Michael Vanthourenhout o el Campeón del Mundo Sub-23 Eli Yserbit en sus filas, por tanto conoce el cyclo-cross desde prácticamente todas las perspectivas. Así y todo está sorprendido del auge y del éxito que vive en su país éste deporte.

“Es increíble el éxito del cyclo-cross en Flandes, porque en Valonia apenas hay carreras”, comentó a los periodistas en la carrera Internacional de Asteasu (Gipuzkoa) patrocinada por Biolaster y en la que participó su hijo Angelo, junto a Lars Boom, Patrick Leeuwen o Stan Godrie, por mencionar a los extranjeros. “Las estrellas actuales, Wout Van Aert o Mathieu Van Der Poel, cobran hasta tres veces más que cuando yo era Campeón del Mundo por cada carrera y sus fichas están a la par de muchas estrellas de la carretera”, dijo.

La verdad es que no es fácil concretar las razones del éxito belga porque es una isla en medio de una crisis de la que no se salva ningún país. La República Checa está en mínimos históricos junto con Suiza, Alemania, Italia o Francia que apenas cuentan con nadie en el Top-10 de las mejores carreras internacionales. Holanda tampoco está para sacar pecho aunque Mathieu Van der Poel se basta él sólo para llevar todo el peso de su país con una solvencia poco habitual para un joven de 21 años. Éste pasado fin de semana ha logrado su 13ª victoria (por 10 de Wout Van Aert) y es, de momento, el único infiltrado entre la armada belga, que no acierta en reducir a la estrella holandesa. De momento, es el único problema que tiene Bélgica, envidia del resto de países que atienden maravillados ante los miles de seguidores y docenas de corredores que copan las carreras más importantes del calendario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *