Salió el obús

Probablemente sea por la excitación que siempre provocan las primeras pedaladas de la temporada, o quizás porque sea excesivamente quisquilloso en los detalles, pero ha habido dos o tres circunstancias que me han llamado la atención en la Schwalbe Classic Criterium, una carrera que no es oficial por estar fuera del calendario de la UCI pero que siempre ofrece cosas interesantes por ser la puesta en escena de los esprinters que luego participan en el Tour Down Under. 

Ewan se impone a Viviani y Consonni

Seguramente ha pasado desapercibido para el gran público, pero tengo la sensación de que Caleb Ewan no esprintó ni tan adelantado ni tan agachado como acostumbra. En esta ocasión no se le vio mordiendo el tubular de la rueda delantera, me pareció verle algo más erguido que de costumbre aunque sin perder su estilo natural, que ya quedó claro el año pasado en este reportaje, que su posición supone una ventaja en lo aerodinámico y ningún perjuicio en el desarrollo de la potencia. De todas formas pronto veremos si el obús australiano ha variado su técnica o sigue con la misma que el año pasado, aquella que le  llevó a ser el esprinter más laureado del Tour de Francia con tres victorias. 

Sam Bennett, sin compañeros y retrasado

Lo que no permite interpretación alguna es el desastre de carrera que realizó el Deceuninck-Quick Step, que en ningún momento fue capaz de arropar a Sam Bennett, el fichaje que debe sustituir a Elia Viviani. El equipo belga se movió con lentitud y torpeza, siempre fuera de lugar, a contrapié y sin la coordinación que acostumbra. Totalmente desorganizado, no era fácil reconocer a un equipo que siempre ha destacado por moverse con soltura y personalidad propia tanto en las clásicas como en los esprint. El equipo ha sufrido 11 cambios con respecto al año pasado y parece que aún queda trabajo para engrasar esa maquinaria que sin duda volverá a funcionar a la perfección, pero de momento la imagen que ha dejado ha sido a un Bennett cruzando la meta en una nefasta 16º posición gesticulando con la cabeza el desastre que había sufrido tanto en el trabajo individual como en el colectivo. 

Todo lo contrario de lo que se puede decir del Educatión First, que por primera vez tomó las riendas del esprint como si tuvieran al principal favorito, cosa que no era cierta por mucha confianza que quisieran inyectar al noruego recién fichado Kristoffer Halvorsen, Campeón del Mundo en 2016 pero que en los dos años que ha estado en el Sky, en ningún momento ha dado la sensación de tratarse de un gran esprinter. Siempre es necesario, incluso imprescindible, demostrar confianza a un corredor, pero también puede ser un arma de doble filo porque no llegar a rematar el trabajo impecable que realiza tu equipo puede llevar, primero a la desconfianza y más tarde a la decepción y resignación, cosa que deja a un esprinter inmerso en una vorágine de ansiedad muy difícil de superar. Habrá que darle tiempo pero no creo que Halvorsen llegue a ser el gran esprinter que pretenden en su equipo. 

El podium de la Schwalbe Criterium

Dos curiosidades más para terminar. Me llamó la atención el interés del equipo Ineos para comandar la carrera pese a no contar con un gran esprinter, hecho que demostraría que sigue con su filosofía de macar territorio y practicar la estrategia del control total. Y durante un momento, justo en el lanzamiento del esprint y su desarrollo, llegué a pensar que en el equipo Cofidís nada había cambiado y que quienes intentaban ganar, cada un por su lado, sin alinearse en el trabajo común, eran Nacer Bouhanni y Cristophe Laporte, y no Elia Viviani y Simone Consonni, que pese a ser respectivamente segundo y tercero, dejaron una imagen muy discutible. En mi opinión, y aunque no puede valer de excusa ante la superioridad indiscutible de Ewan, Consonni deberá mejorar notablemente la función para la que ha sido fichado, la de ser el lanzador de su compatriota y no disputarle el segundo puesto con golpe de riñón incluido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *