La distancia

Me alegro del resultado de la crono individual de ayer. No es lo mismo una crono de 10 kms, de 20 Kms o de 42 Kms. Ayer en una crono larga, las referencias de los primeros puntos intermedios, tan sólo reflejaban si un corredor lo estaba haciendo bien o mal. Y lo bueno de la distancia (42,5 Kms) era ver como del último punto cronometrado a meta, las cosas cambiaban. Algunos corredores se venían a menos, mientras otros corredores sacaban lo mejor de ellos precisamente en ese tramo. Y si llegamos a tener una crono más larga o más dura, ese efecto se acentuaría. Por eso digo que me alegro del resultado, Leipheimer demostró no sólo ser especialista, sino que también demostró capacidad para aguantar esos ritmos durante más Kilometros. Hay corredores que salen de más a menos, otros que salen como llegan y otros que salen casi al 100% y terminan al 200%. Es el caso de Leipheimer, sale a tope, pero sus ritmos no son para ganar. Una vez superada la barrera de lo 30 Kms, es donde su cuerpo rinde mejor y mete tiempo al resto de corredores, que recuerdo algunos bajan su rendimiento.

Por eso digo que me gustó el resultado. Si la crono tendría menos Kilómetros, estaríamos ante otro ganador diferente de etapa. Y es que el Tour sí suele tener cronos largas, pero la Vuelta peca de no tener dureza en ningún terreno, es la apuesta que hacen.

Por cierto, quienes vimos ayer la etapa por Televisión, sólo podíamos ver el trasero de Valverde. De los últimos 20 corredores, vimos entrar en meta a muy pocos. Todo fue Valverde, Boonen o el lider. Por eso también me alegro de la victoria de Levi, y también me alegro por lo bonita que se queda la clasificación. Todos los favoritos en un pañuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *