Viento y calor

Dos factores meteorológicos han condicionado la etapa de hoy. Por una parte el calor, factor determinante para el retraso que ha acumulado la carrera en la meta de La Grande-Motte. La verdad, ha sido una etapa aburrida. Ante esa monotonía mucha gente se habrá retirado del televisor. No ha habido mucha cosa que ver hasta los treinta últimos kilómetros. Cuatro bravos ciclistas escapados desde el inicio de la etapa y un control absoluto y sin piedad por parte del equipo de Fabián Cancellara primero, y por parte del Columbia de Mark Cavendish en la parte final.

Hace unos años cualquier periodista comentaría que estaba siendo una etapa de transición, de esas con la única función de unir la salida y la llegada, y los aficionados clamarían por la poca profesionalidad de unos corredores muy bien pagados. Pero todo tiene un porqué, y afortunadamente hoy en día se conocen muchas de las razones de lo que vemos.

Creo que una de las claves de la etapa ha sido el calor. No la única, pero si una de las más importantes. Aunque a simple vista el día pudiera parecer extraordinario para andar en bicicleta, no lo es cuando se trata de rodar rápido. El calor es uno de los factores más determinantes en el rendimiento de un ciclista. Hasta casi el 75% de la energía que producen los músculos se pierde en forma de calor y además el cuerpo debe eliminar el exceso de calor para poder funcionar con normalidad. Si en el exterior la temperatura es elevada el problema se acrecienta y el rendimiento del ciclista se ve mermado de forma importante. Digamos que en las etapas del llano donde la velocidad es elevada, el aire realiza la función de ventilador por lo que las consecuencias no son tan negativas. Pero siempre influye y el de ayer es un ejemplo.

Por otra parte, los últimos kilómetros han sido extraordinarios y más de un aficionado que, aburridos, se han levantado del sillón, estarán arrepentidos de haberlo hecho. Gracias al aire de costado y al acierto estratégico del Columbia, el final ha sido emocionante. La mayoría de los favoritos se han quedado en el pelotón de atrás, excepto Lance Armstrong que ha demostrado que la experiencia es un grado muy importante en la primera semana del Tour. Con el golpe de mano de hoy además de recuperar su retraso con respecto a algunos favoritos ha aventajado a otros muchos.

La decisión de poner a tirar a sus compañeros de equipo junto con el Columbia, puede tener infinidad de lecturas. Se puede pensar bien o mal. Cuesta lo mismo. Por un lado el Astana ha fortalecido a uno de sus dos líderes, pero por otro, no creo que Contador se sienta cómodo con esa dualidad. No ha sido un ataque contra él, pero la división de fuerzas puede crear problemas en el seno del equipo.

Por cierto, hoy, como no podía ser de otra forma, ha vuelto a ganar Mark Cavendish.

1 opinión en “Viento y calor”

  1. Solo llevamos 3 etapas y el tour es ya un herbidero de comentarios, es ya el tema estrella en las conversaciones deportivas. Este tour en su comienzo esta respondiendo a las expectativas y promete todavia ir en aumento.

    No podia faltar en un Tour el viento de costado y la formacion de algun corte que pille desprevenido a alguno de los favoritos generando una tension especial y que suele echar un poco de sal y pimienta a algunas etapas que sin Eolo resultarian monotonas e incluso aburridas. El corte de ayer se produjo en un giro de 90 grados en el que el furioso viento en contra comenzo a soplar de costado. Justo a escasos metros de ese giro se pudo ver a Lance armstrong progresando por el interior del grupo y colocandose en las primeras posiciones. Justo el dia anterior Chris Carmichael,preparador fisico del tejano, escribia un interesante articulo acerca de Armstrong en el que admitia que el potencial fisico actual de Armstrong no era el de sus mejores años pero sí cercano al que mostro en el tour del 2003, edicion en la que Ulrich perdio una oportunidad de oro para derrotarlo. En dicho articulo Carmichael apuntaba que nunca se habia valorado suficientemente la gran inteligencia de Armstrong demostraba en carrera siempre eclipsada por su manifiesta superioridad fisica la cual relegaba a un segundo plano las decisiones tacticas del heptacampeon. Resumia su articulo diciendo que Armstrong no habia ganado 7 tours solamente haciendo lo que Bruyneel le decia por el ”pinganillo” y que actualmente la mayor fortaleza del americano radica en su sabiduria. Ayer sus palabras se hicieron realidad. En un abrir y cerrar de ojos se produjo el golpe de mano del Columbia. Parecia como si hubiese estado programado. Mas de algun periodista a los que habitualmente se les llena la boca haciendo comentarios vergonzosamente imparciales, pudiera haber pensado incluso, que hubo un chivatazo de Hincapie, intimisimo amigo de Lance Armstrong para avisarle de la que estaban a punto de”liar”.Bromas aparte, Levi Leipheimer despues de concluir la etapa comento que nunca habia sido testigo de la formacion de un corte en el peloton en tan poco tiempo, y que pese a que no estaban mal colocados fue imposible responder a una maniobra magistralmente orquestada por el Columbia, al que por cierto no se le ha reconocido debidamente todo su merito debido al factor Armstrong-contador que ”vende” mucho mas. Yo no recuerdo haber presenciado jamas un corte en el que entren todos los integrantes sin excepcion de un mismo equipo en un grupo no tan numeroso. No voy a darle mas vueltas a la forma de actuar de Astana. Estoy muy de acuerdo con Xabier en que este hecho no le habra gustado a Contador pero en el esquema general de 3 semanas creo que lo acontecido ayer perdera importancia y que la carretera pondra a cada uno en su lugar. Sin hacer grandes cabalas creo que Bruyneel hizo lo que tenia que hacer y que cualquier equipo firmaria por tener a un comodin como Armstrong infiltrado en los primeros puestos.Creo que es bueno para el equipo y tambien para Alberto Contador y si no al tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *