Conclusiones

La conclusión más clara que saco de esta primera semana y pico de Tour de Francia, es la absoluta superioridad del Astana. Los hombres que controlan la carrera, Haimar Zubeldia, Andreas Kloden, Yaroslav Popovych y Levi Leipheimer son tan o más fuertes que los hombres que deben atacar. Así las cosas no existe otra opción: ganará un Astana.

Yo me decanto por Alberto Contador, que ha sido el corredor más fuerte hasta el momento aunque la clasificación no le haya concedido, de momento, ese título. Si con un ataque de kilómetro y medio, en las suaves rampas de Arcalis y con el aire de frente fue capaz de aventajar en 20 segundos al resto de favoritos está bastante más fuerte que el resto. Lástima que hasta la llegada de Verbier no tenga recorrido para confirmarlo.

Lance Armstrong tampoco está mal, pero no es el que era. Bastante mérito tiene con estar como está, pero pese a disimular sus deficiencias usando toda su inteligencia y experiencia la carretera y los adversarios no perdonarán.

El único corredor que veo capaz de hacer frente al Astana y luchar con verdaderas garantías por el podium es Andy Schleck. Al margen de Contador, creo que será el más fuerte en montaña, así lo ha demostrado en lo poco que hemos podido presenciar en los Pirineos.

Andy Schleck con su segundo puesto en la general final fue una de las sorpresas más gratas del Giro de Italia 2007, y una gran aportación para el ciclismo. En este Tour de Francia la revelación estás siendo Tony Martin. Es probable que el joven alemán decaiga en la última semana o incluso antes, pero su equilibrio en montaña y contrarreloj lo convierten en el ciclista más capaz de hacer olvidar a Jan Ullrich.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *