Lo mejor está por venir

Pese a que creo que el ganador del Tour será Alberto Contador, pienso que aún hay bastante que ver. La lucha principal se centrará en la disputa por el podium, pero considero que será interesante. Hay unos cuantos aspirantes a ello y pese a que de cara al público aún siguen manteniendo que el Tour es largo que existen muchas dificultades y que nada está perdido, creo que como en la mayoría de los casos son declaraciones hechas de cara a la galería pero que en su interior saben que batir a Contador será prácticamente imposible.

Personalmente confío mucho en Andy Schleck, que puede repetir el segundo puesto obtenido en el Giro de hace dos años. Para ello tendrá que atacar en tantas oportunidades como le presente la carrera, que no serán excesivas por el control que ejercerá el Astana, que deberá arropar con todo su arsenal a Alberto Contador. Ya no queda opción para jugar a dos bandas. Sería un error. Armstrong no está para ganar el Tour y una vez que sus adversarios se han dado cuenta que al exigirle el máximo su cuerpo no responde como en el pasado no le darán tregua. Por ello creo que lo más acertado sería que se pusiera a las órdenes de Contador lo que le permitiría ganarse el corazón de todos los aficionados como gran campeón que ha sabido reconocer la sentencia de la carretera, juez inapelable en el ciclismo.

Contador no tendrá, no debería, problemas en mantener su privilegiado puesto. El equipo tiene capacidad para controlar la carrera a su antojo y de los ataques que le puedan llover en los últimos kilómetros puede salir beneficiado, si así lo quiere. Siempre ha sido mucho más fácil controlar que atacar y ahora no sentirá la presión de tener que demostrar nada a nadie, será suficiente con que se mantenga como un espectador privilegiado y a última hora actuar como le venga en gana. Será un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *