La estrategia del Euskaltel-Euskadi

Es probable que Samuel Sánchez todavía pueda entrar en el podium de la Vuelta a España. No lo descarto. Si en la última etapa de montaña no sufre ningún descalabro puede reducir la desventaja con respecto a Basso pero tendría que superar a Evans, cosa que parece bastante difícil. De todas formas no logrará la promesa del equipo, que sin ningún reparo se puso como objetivo máximo ganar la Vuelta. Craso error en mi opinión porque con un ciclista con las condiciones de Samuel no se puede aspirar a tan alto. Samuel es muy bueno, muy bueno, pero para ganar una gran Vuelta o tienes una regularidad tanto en montaña como en cronos, o destacas extraordinariamente en alguna de las dos especialidades. Samuel no cumple con esos requisitos.

Por ello, creo que sería mucho más fructífero que Samuel, como buen ganador que es (Campeonato de Zurich, Juegos Olímpicos, etapas en la Vuelta, etc…) se dedicara a intentar ganar etapas y olvidarse de la general. David Moncoutie, el ganador en Sierra Nevada puede ser un buen ejemplo. También Moncoutie fue aspirante a grandes cosas en la generales, sobre todo cuando, de joven, se hablaban maravillas sobre él. Pero él, consciente de sus limitaciones, se ha dedicado a otras cosas pese haber sido 13º en el Tour de Francia o 8º en la Vuelta a España. Diría yo que ha sido la elección acertada. Ahora que no se dedica a obtener dignos puestos pero que nadie recuerda y por ello no merecen excesivo esfuerzo, tiene dos etapas en el Tour de Francia y con la de hoy otras dos en la Vuelta a España, donde además ganará la clasificación de la Montaña por segundo año consecutivo. Logros sin duda que dan más notoriedad que, por ejemplo, un quinto puesto en la Vuelta a España, que dicho sea de paso el nivel tampoco es para echar cohetes. Y a los datos me remito. Sin querer menospreciar a nadie pero Paolo Tiralongo, un ciclista que se ha pasado la vida trabajando para otros, puede ser octavo o incluso séptimo en la General.

Por ello, y pese a que quizás Samuel Sánchez pueda obtener, de nuevo, un lugar en el podium la imagen ofrecida no será la de un corredor con capacidad para ello, porque está teniendo muy poco protagonismo en el desarrollo de la carrera. Cosa que no ocurriría si se hubiera dedicado a intentar ganar etapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *