Italia o España

España tiene una selección como para ganar el mundial. Lo cual no significa que vaya a hacerlo. Italia, también tiene una selección con calidad de sobra para repetir victorias recientes. Y es muy probable que lo haga. Italia ha aprendido de sus propios errores. España no. Italia siempre ha sido favorita en este tipo de carreras. España, sólo en los últimos años, desde que apareció, sobre todo, Oscar Freire, tres veces Campeón del Mundo.

Ambas selecciones tienen una calidad similar. Las dos poseen dos hombres que pueden marcar la diferencia. Freire y Valverde por parte española; y Ballan y Cunego por la italiana. Además cuentan con algún comodín siempre dispuesto para dar un disgusto a cualquiera. Samuel Sánchez por parte de España, y Pozzato o Basso (más bien este último, por el recorrido) por el lado italiano. La mayor diferencia radica en la forma de entender el Campeonato del Mundo, un juego de selecciones que sólo se disputa una vez al año. El sentimiento de representar a un país es más fuerte en Italia. No porque sean más patriotas, sino porque el aliento del aficionado y la tradición por esta carrera se sienten de una forma mucho más cercana. Los españoles son casi neófitos en eso. Además, la disciplina de equipo está mucho más arraigada en la selección italiana que en la española, que ha sido un auténtico desastre en los últimos años, sobre todo el año pasado.

Por todo ello, si España no parte con las ideas claras, con los líderes definidos y con la convicción absoluta de ejecutar la estrategia ideal, volverá a fallar, porque Italia desarrollará su plan a la perfección, sin titubeos, conocedores de la importancia de cumplir con el papel que corresponde a cada corredor.

Pero ojo!! que de esa lucha entre las dos selecciones más potentes, alguién puede sacar petróleo. No será fácil, porque el recorrido de Mendrisio es tan exigente que más que la estrategia es la capacidad de cada uno lo que otorga las posibilidades de victoria, pero si alguien, como Evans, Gerrans, Tony Martin, Kolobnev, Gilbert, Andy Schleck, Kroon, o Breschel, tiene el día y aprovecha algún error de las selecciones más fuertes, se pueden llevar el gato al agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *