Tour 2010 apuesta por el espectáculo

Desde hoy todo el mundo conoce el recorrido del Tour de Francia 2010. Para mi hay tres cosas que subrayar. Una la reducida distancia en la lucha contra el crono, 59 kilómetros, sólo tres más que este año. Dos la importancia de los Pirineos con respecto a los Alpes, y tres, la etapa con pavés.

Empezando por ésta última, y sin que sirva de precedente, soy de la opinión de Marc Madiot, que aboga por introducir anualmente una etapa con pavés. Ese temido empedrado es uno de los signos del territorio galo por lo que merece una visita, porque el ganador del Tour tiene que ser capaz de superar todos los obstáculos que se le presenten en el camino a París. Creo que esa etapa le dará vistosidad, y además obligará a los corredores a permanecer concentrados fuera de las etapas decisivas de montaña.

En cuanto a la montaña, es evidente que la organización ofrecerá un homenaje a los Pirineos con motivo del centenario del primer paso por el Tourmalet. Creo que será la ETAPA, porque podremos conocer ya al vencedor. No hay más que leer las opiniones de los corredores (Contador, Sastre, Andy Schleck) para saber que el recorrido beneficia a los escaladores, porque contra el crono tan sólo se disputarán 56 kilómetros, suficientes para que los especialistas ofrezcan su exhibición pero una distancia escasa para desbancar a los escaladores, que para disfrute de los aficionados serán los auténticos protagonistas del Tour de Francia 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *