Janez Brajkovic de nuevo a escena

Si Alberto Contador ha disputado la crono de la Dauphiné a tope su resultado es de preocupar. Ha sido sexto a un minuto y 46 segundos de Janez Brajkovic. Un retraso excesivo, llamativo para lo que nos tiene acostumbrados. Yo me decanto más por pensar que no la ha disputado, que no ha querido saber nada con la clasificación general y que no ha querido tener la responsabilidad de verse obligado a luchar por la victoria final, pensando que ello seguramente le exigiría un esfuerzo que en estos momentos no le conviene. En vista de los datos Dauphiné-Tour de los últimos años diría que ha sido una decisión acertada, aunque inesperada para mí.

Gracias a esa huelga del fenómeno del Astana, Janez Brajkovic ha vuelta a la primera escena mundial. Brajkovic, esloveno de 26 años, es uno de esos corredores que nada más pasar al campo profesional en 2006 prometía mucho. No ha cumplido con las expectativas. Como otros muchos. Corredor completo fue capaz de hacer segundo tras Danilo Di Luca en La Covatilla en la Vuelta a España de 2006, o cuarto en el Alto del Morredero y ser líder por dos días. Parecía que sería un hombre de vueltas grandes. Lo tenía todo. Juventud, margen de progresión, cualidades, equipo y ganas de ser un campeón, a veces excesivas. Sin embargo su casillero de victorias permanece casi a cero, sólo una Vuelta a Georgia y la victoria de hoy figuran en un palmarés huérfano para un corredor de sus características.

Ahora tiene ocasión extraordinaria para volver a brillar antes de someterse a la disciplina de equipo que le exigirá el equipo en el Tour de Francia. Sus rivales más inmediatos no son mejores escaladores que él, y no parece que Alberto Contador quiera complicarle la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *