Ni en montaña ni en contrarreloj

Vincenzo Nibali ganará la Vuelta a España 2010 y confirmará así lo que se venía diciendo de él en el pasado y lo que auguró este año con su tercer puesto en el Giro de Italia. Es un hombre para las grandes vueltas. No le considero un superclase, no es un Indurain, Ullrich, Armstrong o Contador, pero es un gran corredor.

Nibali ha sido muy inteligente en la ascensión a la Bola del Mundo. Lo tenía que ser. Si hubiera actuado como en Pal o en Cotobello podía haber tirado todo por la borda. En esos días se confundió, intentó seguir la rueda de Ezequiel Mosquera y reventó en el intento. Hoy no se ha cebado, ha cogido su propio ritmo y eso le ha dado la victoria.

Pero no nos engañemos, la victoria ha sido la cosecha de toda la vuelta, día por día. Este año más que nunca. Nada ha ganado en la crono. Nada ha perdido en la montaña, su victoria, casi la totalidad de los 41 segundos de ventaja que ha sacado al corredor gallego las ha sacado en etapas que, teóricamente, eran insignificantes.

Veamos. En la crono por equipos Nibali aventajó den 16 segundos a Mosquera, Ventaja que fue reducida si contamos los 11 segundos que sacó el gallego al italiano y los 9 (un segundo más los 8 por la bonificación) de hoy. En Xorret de Catí Nibali aventajó en 33 segundos a Mosquera, pero este le saco prácticamente la misma ventaje en Pal, 32 segundos (20 segundos en meta más 12 de bonificación). En la crono Nibali fue superior por un margen de 19 segundos los mismos que saco Mosquera al líder en Cotobello. Así se han cerrado las etapas decisivas. Entonces ¿dónde ha estado la diferencia?.

En tres etapas sin, a priori, trascendencia. En Málaga Nibali sacó 4 segundos a Mosquera, en Jaén otros 11, más 12 por la bonificación, y 12 en Toledo.

Ahora es muy fácil decir que si en esas etapas Mosquera hubiera estado más vigilante, quizás estaría disfrutando de una victoria histórica que cambiaría su vida , pero es que para ser el mejor, no basta con ser el más fuerte o el mejor escalador, hace falta ser el más completo. En eso Nibali ha sido superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *