Campeonatos, escenario de cambios

No es nuevo que el Campeonato de Ciclo-cros de Chequia lo gane Zdenek Stybar porque lo lleva haciendo en los cinco últimos años, ni que Lars Boom se lleve, también por quinta vez consecutiva, el Campeonato de Holanda prácticamente sin oposición porque ese país nada se parece a lo que fue y ahora sólo tiene un corredor que mostrar en la élite internacional. Tampoco es nuevo Francis Mourey el primer puesto del Campeonato de Francia, puesto que ya ha ocupado en seis ocasiones (cinco consecutivas) y también Christian Heule parece abonado al primer puesto en Suiza (seis títulos), país que al igual que Holanda vive época de vacas flacas.

En la mayoría de los países el cambio generacional ya es un hecho, también en Alemania donde ha ganado Philipp Walsleben, y Marco Aurelio Fontana en Italia (Franzoi se ha retirado). El país en el que más está costando el relevo es Bélgica. Es lógico, dado el número y el nivel de los corredores la oposición es mucho mayor. Desde el 2002 todos los Campeonato de Bélgica se los han repartido entre Bart Wellens (dos victorias), segundo hoy, y Sven Nys (seis títulos), que no ha tenido su día, ni a nivel físico ni a nivel mecánico, y se ha retirado, una decisión inusual en él. En Bélgica el reinado se lo reparten Sven Nys y Niels Albert, el nuevo campeón.

Albert ha dado una auténtica exhibición, seguramente la mejor de la temporada. Su superioridad ha sido incontestable. Cada vez que se emplea a fondo su balanceo sobre la bicicleta hace presagiar que será incapaz de durar más de 10 minutos a ese ritmo que parece exagerado. Es un engaño. Puede durar los 60 minutos que dura la carrera. Hoy lo ha hecho, y si lo vuelve a hacer se podrá proclamar Campeón del Mundo en Sinkt Wendel a finales de mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *