Volta a Catalunya, un gran centenario

Desconozco lo que dará de sí la carrera, pero tiene todos los ingredientes para hacer honor al centenario de la creación de la prueba catalana. Pocas veces se da una unión tan adecuada entre participación y recorrido. A veces, hay exceso de escaladores y de cronos, elementos que no se conjugan muy bien. Y otras, todo lo contrario.

La Volta se decidirá en Andorra, en la tercera etapa. Eso parece obvio, porque termina en un puerto de categoría especial (Vallnord) y antes de él también tienen otros dos puertos de primera y segunda categoría. Es el día. Y en cuanto a los protagonistas hay donde elegir. Mucho y bueno. Comenzado desde Alberto Contador, ganador recientemente de la Vuelta a Murcia, hasta Cadel Evans, vencedor en la Tirreno-Adriático, hay un elenco de corredores que darán muchísimo juego a la carrera. Estará Ivan Basso que este año no se tiene porque reservar para el Giro de Italia, porque su puesta a punto va encaminada al Tour De Francia y no estaría mal (para él) que en el primer envite que tendrá con Contador salga ganador. Eso pretenderá, claro. También hay otro italiano que anda loco por ganar. Se trata de Danilo Di Luca, muy activo en la Tirreno-Adriático. Aunque no con tantas opciones también habrá que vigilar a Levi Leipheimer, Igor Anton, o Xavier Tondo. Pero atención sobre todo a Michele Scarponi. Fue tercero en la Tirreno-Adriático (ganó una etapa), pero sobre todo destacó en la Milán-San Remo donde ofreció una exhibición que debería ser recordada al igual que las victorias más extraordinarias. Atacó en la Cipressa y en poco más de 10-12 kilómetros fue capaz de alcanzar a los principales favoritos de la carrera, que iban con más de un minuto de ventaja. Han leído bien, les comió más de un minuto a Cancellara, Gilbert, Nibali, Goss, Ballan y compañía antes del Poggio.

Si demuestra el mismo nivel de forma no será fácil que nadie le siga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *