Dejadez

Como en todo habrá una o más razones, pero no es fácil comprender la actitud de los teóricos favoritos para ganar el Tour de Romandía. Han tenido una dejadez casi absoluta. Hay ocasiones que por error de cálculo el pelotón no llega a alcanzar a los escapados, pero en el ciclismo actual es algo inaudito que lo hagan con dos minutos de ventaja como ha sido el caso en la primera etapa de la carrera suiza.

Ninguno de los llamados a ganar la carrera, Kreutziger, Vinokourov, Menchov o Evans, han puesto a trabajar a sus compañeros con el suficiente arrojo para jugarse la etapa en condiciones. Ni, llegada la ocasión, ellos mismos han apretado. Nadie se ha movido. Entiendo que al ser, para algunos, una carrera de preparación de cara al Giro nadie quiera cometer excesos, pero creo que el prestigio del Tour de Romandía merece una actitud más profesional. Además no todos acudirán al Giro, ni todos llevan una temporada acorde con su nombre y contrato. Algunos dejan bastante que desear.

No sé si Pavel Brutt ganará la carrera, pero alguno de esos jóvenes, debería saber que un día, allá por 1986 un modesto corredor italiano llamado Maurizio Rossi a punto estuvo de ganar la Vuelta al País Vasco en unas circunstancias similares. Ganó la primera etapa con una ventaja de 3’40’’ y hasta la crono final nadie pudo arrebatarle el primer puesto. Solo lo hizo Sean Kelly, que además de su poder absoluto en ese tipo de pruebas, se dice, que también contó con algún tipo de ayuda extra en modo de acuerdo. ¿Se repetirá la historia?

1 opinión en “Dejadez”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *