El juego destructivo del Leopard

No sé si será porque me estoy haciendo mayor, pero estoy bastante gruñón con algunas de las cosas que veo en el Tour de Francia. No alcanzo a entender la actitud de algunos equipos, sobre todo la del Leopard-Trek. En la etapa del sábado Andy Schleck se limitó a vigilar y seguir la rueda de Alberto Contador, que no pudo distanciarle un centímetro. Cuando un corredor toma la decisión del juego destructivo también pierde parte de su grandeza. Si Andy Schleck no podía rematar a Contador está bien que no lo intentara pero que un corredor de su talla se limite a perseguir a su principal rival como un perro faldero es feo.

Pero peor me ha parecido la actitud de la etapa de hoy. La jornada prometía mucho. Una escapada con Flecha, Luis León Sànchez, Voeckler, Casar (siete etapas del Tour en sus piernas), y Hoogerland siempre es para tener un cuenta, y cuando por detrás dos equipos como el Omega y el Garmin pretenden, uno ganar la etapa y el otro mantener el liderato, el espectáculo está garantizado. Pues en parte creo que el Leopard-Trek lo ha echado por tierra. Tras una desgraciada caída en la que los organizadores no tienen la culpa y más bien habría que pedir responsabilidades a los corredores que la han provocado, el pelotón se ha parado en mi parecer por petición de los Leopard-Trek. Al igual que el año pasado en la etapa de Spa, en la que entre otros se cayeron los dos hermanos Schleck, Fabian Cancellara y otros dos compañeros se han puesto en cabeza del pelotón y lo han hecho parar no entiendo muy bien porque. A lo mejor ha sido para esperar a los compañeros rezagados, o a lo mejor ha sido un modo de protesta por la peligrosidad (todo hay que decirlo) de la bajada, pero es muy fácil tomar esa decisión cuando el Leopard no tenía nada en juego.

Por ese parón en el que la diferencia ha pasado repentinamente de tres minutos y medio a los siete y medio Philippe Gilbert se ha quedado sin poder disputar una victoria de etapa que le venía como anillo al dedo y Thor Hushovd sin el amarillo que se ha llevado el bravo Thomas Voeckler, que al igual que en 2004 promete ser el primero de la general durante unos cuantos días.

2 opiniones en “El juego destructivo del Leopard”

  1. Estoy de acuerdo contigo sobre lo que dices de la etapa de ayer, pero no sobre la del sábado. Igual que en la etapa del Mur-de-Bretagne, la del sábado no era un final como para hacer diferencias, aunque tenía más subida acumulada durante los anteriores kilómetros a la meta. Andy ya dijo después del Mur-de-Bretagne que ese tipo de llegadas no le favorecen, y que lo que él está esperando es que llegue la alta montaña. Es entonces cuando veremos de verdad la actitud de Andy Schleck, pero de momento, en cuestas tan cortas como la del sábado, creo que la actitud de vigilar a Contador como un perro faldero es lógica, más que fea.

    Eso sí: si en las etapas de alta montaña juegan al perro y al gato igual que el año pasado, que se anden con cuidado, porque si no, este año puede saltar la sorpresa con algún outsider que nadie esperaba.

  2. Hipocresía
    En mi modesta opinión Xabier, creo que te estás equivocando. Qué necesidad tiene Andy Schleck de atacar? Sabe que llegando a la contrarreloj final con esta diferencia tiene grandes posibilidades de vencer viendo la mejora de Andy en la especialidad y siendo una contrarreloj de fuerza. Me parece una crítica hipócrita ya que el año pasado Contador se dedico a ir a rueda en algunos momentos como Tourmalet y entonces no lo criticaste de la forma a la que criticas a Andy. Aunque quieras ser objetivo no puedes evitar exponer tu parte más subjetiva. Tu corredor favorito es Contador seguido de Cancellara, Cavendish, Gilbert e Izagirre. Dices que Gilbert a perdido una oportunidad para ganar la etapa pero porque tiene que tirar Leopard? que tire Omega. Andy explico lo del parón y ha dicho que vista la gravedad de la caída decidieron parar para esperar a que todos recibieran asistencia médica algo que es muy normal y además Garmin y Omega decidieron parar, no les obligo Leopard, en parte porque fueron de los equipos que más implicados en la caída.
    A Andy se le puede criticar por su poca profesionalidad fuera del Tour y Liega y quizá por el hecho de que en Super Besse y ayer no fuera más valiente.
    Tu eres de Contador un corredor súper ambicioso, valiente, sin escrúpulos, que gana a toda costa .Yo soy un “enamorado” de Andy( desde el Giro 2007)por su simpatía, valentía, garra, elegancia, ética y humanidad. Que vamos a hacer para gustos los colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *