La sorpresa

Ha sido tal la sorpresa de encontrarme con Chris Froome de líder en la Vuelta a España, que me he dado cuenta que no había actualizado sus datos desde hace tiempo. Tampoco ha dado motivos. Efectivamente Froome nació en Kenia (Nairobi, 20 de Mayo de 1985) y tuvo la nacionalidad keniana hasta que en mayo de 2008 escogió la británica. Por eso he escrito en el twitter que llegaban los keniatas, porque Froome así lo fue hasta hace bien poco.

Al margen de esa anécdota que no tiene importancia, Froome va camino de convertirse en la sorpresa de la Vuelta a España. De hecho lo es, porque jamás ha rendido al nivel de los dos últimos días, y al ser una etapa de montaña (La Covatilla) y la otra una crono (Salamanca), se puede esperar cualquier cosa. Por muchas razones.

Una porque no existe un líder con auténticas garantías para confiar ciegamente en él. La excepción es Nibali, que pasito a pasito y sin exhibiciones va camino de lograr lo del año pasado. Otra porque los realmente favoritos no se han mostrado más fuertes que Froome en montaña (en la Covatilla llegó con los mejores después de tirar para Wiggins), y han salido muy mal parados de la crono (Purito, Anton, Nieve, Scarponi…etc..han perdido, quien menos, más de 4 minutos). Tampoco Wiggins parece tener los galones suficientes para que Froome se vacíe plenamente en su favor y por ello debe contar con libertad. Debería.

Y, por último, las diferencias en la General empiezan a ser importantes. La mayoría (excepción de Nibali) de los, a priori, favoritos, están a más de 3 minutos, una diferencia que les costará rebajar si Froome rinde al nivel de la Covatilla. Eso sí, es un neofito en esas labores, y habrá que ver como gestiona una situación que es totalmente nueva para él y le ha llegado de sopetón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *