Incomprensible, injusta y tardía

Nadie lo esperaba. Alberto Contador ha sido sancionado a dos años por dopaje. Es un día triste para el ciclismo. Para el deporte. Todos lo han dicho, incluida la UCI. Nadie se ha alegrado, ni Andy Schleck que pasará a ser el ganador del Tour de Francia 2010, ni Michele Scarponi, que figurará en el palmarés del Giro de Italia 2011 como ganador absoluto.
Es una sanción injusta porque el propio tribunal ha sentenciado que no ha podido probar dopage alguno. Entoces, ¿por qué le sancionan? Supongo que será por haber hallado una cantidad irrisoria de Clembuterol en su orina, pero ¿supone esa ínfima cantidad dopage? Vayamos a la definición de dopage: “Uso de sustancias o métodos artificiales para mejorar el rendimiento deportivo”. Ha quedado acreditado durante este largísimo proceso que la cantidad detectada no supone ningún tipo de mejora en el rendimiento, luego ¿si no mejora el rendimiento por qué se considera dopage?

Además de declararle inocente creía firmemente que este caso supondría una oportunidad para actualizar el reglamento anti dopage a los nuevos sistemas de detección, que son capaces de detectar cantidades que no conllevan mejora alguna. Se ha perdido una oportunidad de renovar la normativa, algo que debe hacerse con urgencia.

Es incomprensible que haya sido sancionado porque ha habido precedentes que han salido sin perjuicio pese haber dado cantidades más elevadas que Contador. No lo entiendo. También es incompresible que pueda volver a correr el 5 de Agosto de 2012. El único tiempo que Contador ha estado sin correr ha sido desde Agosto del 2010 hasta Febrero de 2011. Posteriormente ha corrido con toda normalidad con lo cual no ha estado sancionado. Ahora resulta que le invalidan los resultados conseguidos en esas fechas pero ese tiempo en el que ha estado compitiendo lo contabilizan como sanción. ¿Y si el proceso se hubiera alargado hasta Agosto de 2012? ¿Hubiera, en ese caso, podido comenzar a correr de inmediato? ¿En ese caso qué sanción hubiera recaído en él, sólo la invalidez de los resultados? Me parece que con esta decisión de permitirle volver a la competición en Agosto han querido maquillar la injusta decisión.

Y es tardía porque no puede ser que una decisión de ese tipo tarde tanto tiempo en dilucidarse. Si es inocente debe correr con todas las de la ley sin miedo a que más tarde se le pueda sancionar y desacreditar todo lo logrado de forma honesta. Y si es culpable a nadie se le debe permitir correr por la limpieza de la competición y la credibilidad del deporte. Comprendo que no será fácil ni sencillo acelerar este tipo de procesos. A veces son los organismos quienes requieren más tiempo para la investigación, y otras son los propios corredores quienes piden aplazamientos para ahondar en los argumentos. Pero el tiempo apremia y acortar los plazos, tanto para unos como para otros, daría celeridad a los procesos. Es de total urgencia mejorar en todos estos apartados para que no se den más injusticias de este tipo.

Contador volverá, y muy pronto, y cada una de sus victorias, que serán muchas e importantes, pondrá en ridículo a esta tremenda injusticia que se ha cometido con él.

1 opinión en “Incomprensible, injusta y tardía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *