La duda

Bradley Wiggins acaba de ganar la Dauphiné Libere con una diferencia sideral. Su superioridad en todos los terrenos, especialmente la crono, su especialidad, ha sido notoria. Nadie le ha podido discutir el triunfo. Ha sido el mejor. Punto.

Ahora la duda es si podrá mantener este momento de forma durante el Tour Francia. Incrementarlo parece difícil, pero con mantenerlo podría ser suficiente para ser el primer británico en figurar en la carrera más importante del Mundo. Ha habido exhibiciones parecidas o superiores en el pasado, pero casi ninguno de ellos figura en el palmarés del Tour. Los datos de la Dauphiné Liberé y el Tour se entrecruzan a lo largo de toda la historia. Aquellos que estuvieron arriba en la Dauphiné bajaron su rendimiento en el Tour y viceversa.

Si Wiggins será una víctima más de esta historia está por ver, pero existen algunas diferencias sobre otros vencedores que podrían hacer pensar que el británico puede imponerse a la tradición.

Por un parte Wiggins ha basado su victoria en la crono. No ha tenido que atacar en la montaña un día sí y otro también, sólo ha tenido que resistir algunos tímidos movimientos muy bien controlados en todo momento por su equipo. Por otra, el recorrido de este año no ha sido tan duro. Todo esto conlleva que Wiggins no se ha tenido que exprimirse para hacerse con la carrera alpina por segundo año consecutivo. Este es un dato muy importante. Decisivo. Todos aquellos corredores que sufren un desgaste importante en la Dauphiné, se vacían antes de tiempo en el Tour lo que implica una reducción del rendimiento en etapas decisivas.

Decía Andy Schleck, que en la Dauphiné ha ejercido más como espectador que como corredor, que para él el favorito principal para el Tour sigue siendo Cadel Evans porque el australiano está a un 80 por ciento de su forma y Wiggins al 110 por cien. Es probable que eso sea así y en ese caso Wiggins quizá deba someterse a las leyes de la fisiología y no pueda mantenerse al máximo durante todo el mes de Julio. Pero dudo mucho que Evans se pueda emparejar al inglés incluso cuando ambos se encuentren al cien por cien. Wiggins lleva una temporada que le ha otorgado tanta seguridad y confianza que nada parece impedir una victoria segura en el Tour de Francia. Ni tan siquiera la historia.

2 opiniones en “La duda”

  1. Muy Buenas:

    Estoy dando a conocer mis andanzas bicicletarias porque a pesar de la lejanía, he tenido buena aceptación (aunque poca difusión de momento) y considero que el material merece la pena ser al menos ojeado. Bicycle Routes 305 – Descubriendo la Florida con Jefferson Aleman. El único blog en español sobre el Sunshine State que va más allá de Orlando y Miami Beach. Esa es mi aventura personal por los EEUU. Historia, fotografía, experiencias, misterios, animales salvajes y seres humanos (bueno, seres.)

    http://www.bicycleroutes305.com

    Se aceptan opiniones y sobre todo, comentarios en el blog.

  2. Hola,
    Se está hablando mucho de que Wiggings es un claro candidato a la victoria final en el Tour de Francia.
    Yo, si a alguna conclusión he llegado después de muchos años viendo ciclismo, es que el Tour es una prueba muy diferente al resto.
    Hay bastantes casos de ciclistas que han brillado en otras pruebas, haciendo quizás presagiar una buena actuación en la ronda gala, y una y otra vez fallaban en el Tour.
    Por eso yo no me atrevo a considerara al británico como favorito.
    Es más, hay un grupo de ciclistas que sí han demostrado una gran adaptación al Tour, y para mí, quizás tienen más posibilidades.
    Además de lo comentado en el artículo, sobre la Dauphiné, en lo que estoy de acuerdo, también habría que tener en cuenta, quizás, que Wiggings ha estado destacando durante todo el año, desde que comenzó la temporada, no sólo en la Dauphiné.
    Aún considerándole un corredor de muchísima clase, hay tres puntos para mí que juegan un poco en su contra, de cara a su rendimiento en el Tour:
    1.Lo comentado, que quizás lleve demasiada tralla en las piernas y el Tour se le haga demasiado largo.
    2.Falta de experiencia disputando el Tour. Nunca se ha dejado ver mucho en esta prueba,y disputar la victoria final puede que le pille un poco verde en este sentido (que se lo digan a Evans, por ejemplo).
    3.Sus opciones de victoria final podrían depender de lo movida que esté la carrera. Evidentemente si no hay mucho movimiento en montaña, tiene serias opciones, dado su nivel en la crono. Pero si hay mucho movimiento, muchos ataques, pienso que terminará cediendo.
    Ha demostrado mucha capacidad de aguante pero poniéndole al límite, en una etapa montañosa de verdad, creo que sufre demasiado (ver Angliru en la Vuelta pasada).

    Y fuera ya de estos puntos, hay algo que no termino de entender. Según los medios él mismo se ve como claro aspirante.¿No sería más sensato ser un poco más precavido?

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *