El Valverde de siempre

Arrate ha recuperado al Alejandro Valverde de siempre. El ganador. Un corredor con un instinto asesino que no perdona. Hacía tiempo que no se mostraba tan en su papel. Con la victoria de etapa del Tour Down Under se despojó de toda la rabia que había contenido en sus dos años de sanción por dopaje. Los triunfos en París-Niza y Andalucía marcaron el camino a seguir, y la victoria de etapa en el Tour de Francia le sirvió para recuperar la confianza perdida en el mes de la clásica. La de ayer es la confirmación de la vuelta del Valverde de siempre.

Ninguna de las victorias conseguidas este año, cinco hasta ayer, llevaba un sello tan profundo como la de Arrate, en donde ha tenido que aguantar cinco o seis arreones de Alberto Contador, el más combativo en la subida. Valverde siempre ha sido muy bueno en eso. Tiene un repris impresionante, y una muy buena capacidad para recuperarse de ellos y repetir el mismo esfuerzo. También es hábil, algo necesario en una llegada tan complicada como la de Arrate. Y también es rematador, algo que se estaba poniendo en duda desde el mes de Abril, pero que hoy ha zanjado con una victoria muy de su estilo.

De paso ha logrado un maillot que dejó en Madrid en 2009 en su última participación en la carrera. Pero no creo que pueda igualar aquella hazaña con otra victoria final, porque aunque el vuelva a ser el de siempre, ahora está, entre otros, Alberto Contador, para mi el gran favorito para la victoria final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *