Lars Van der Haar, un soplo de aire fresco

Cuando un acontecimiento deportivo concita a su alrededor más de 20-30 mil seguidores cada fin de semana pese al frío y a la lluvia, estamos hablando de un deporte con mucho arraigo allá donde se disputa y un evento de éxito sin ningún género de dudas. Aunque por estas latitudes no muchos lo saben, y menos lo siguen, eso está ocurriendo en las entrañas de Europa.

La verdad es que las cosas no han cambiado mucho. Siguen dominando los belgas, especialmente dos; el incombustible veterano Sven Nys, líder del Superprestigio; y el Campeón del Mundo Niels Albert, líder de la Copa del Mundo. Kevin Pauwels, pese a ganar la primera de la Copa del Mundo, está algo más bajo este año, pero pese a todo muy competitivo. Así están las cosas y no parece que cambiarán mucho en breve, porque el Ciclo-cross no es un deporte dado a muchas variaciones. Sus mutaciones llegan muy de vez en cuando. Parece que el reinado de los verdaderos campeones tiene vigencia sobre una década aunque la de Nys se está alargando hasta casi los 15 años, pero su caso es excepcional porque probablemente es el mejor especialista de la historia.

La única novedad que se ha producido este año se llama Lars Van der Haar, un holandés de 21 años, Campeón del Mundo Sub-23 en las dos últimas campañas y que a las primeras de cambio se ha asentado entre los mejores de la categoría élite en su primer año en la categoría principal. Nadie sabe hasta donde podrá llegar, pero Van der Haar está cumpliendo con las premisas de los grandes campeones. Los títulos que acumula lo asemejan a los últimos grandes campeones de la especialidad: Nys, Niels Albert o Lars Boom (retirado del cyclo-cross). Todos ellos han sido Campeones del Mundo en categorías inferiores pero demostraron una precoz capacidad para asimilar sin problemas las exigencias de la categoría élite y comenzar a destacar.

El joven holandés no se ha estrenado aún, pero está disputando las carreras con desparpajo ante dos auténticos astros como Nys y Albert. Fue segundo en la prueba inaugural de la Copa del Mundo, y se está mostrando muy regular en el Superprestigio: 7ª en la primera prueba, 5º en la segunda y podium anteayer en Hamme-Zogge en la tercera. Su temporada no está pasando desapercibida. Desde la llegada de Niels Albert, no se había visto cosa igual.

Y todo hace indicar que Van der Haar es la punta de lanza del ciclo-cross holandés que está resurgiendo de sus cenizas. Con la esporádica incursión en la especialidad de Lars Boom, holanda había caído en el anonimato desde la retirada de Richard Groenendaal. Con Bélgica dormida en los laureles y agotada la escuela Checa, Holanda está emergiendo con fuerza. Lo indican, entre otros muchos datos, los Campeonatos de Europa que se acaban de disputar. En la categoría Sub-23 coparon los dos primeros puestos de la mano de Mike Teunissen y Corne Van Kessel. Y en categoría Junior Mathieu Van der Poel repetió título. Mathieu es hijo del gran Adrie Van de Poel, Campeón del Mundo Elite en 1996 , nieto de Raymond Poulidor, un pedigrí, que junto con todos los nombres mencionados anteriormente, deben ser suficientes para devolver a Holanda su prestigio en la especialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *