Imagen del nuevo ciclismo

Sería injusto decir que hay ciclistas representantes del antiguo ciclismo y del ciclismo actual y del futuro, porque, al fin y al cabo, todos cumplen con la misma normativa por lo cual todos merecen la misma confianza y credibilidad. Además no existe un momento exacto para distinguir ambos ciclismos, sino que ha sido una progresión obligada la que nos ha traído hasta aquí.

No me quiero precipitar a nada, pero en la segunda etapa del Tour Down Under, una etapa exigente en su parte final, me ha sorprendido por la numerosa presencia de jóvenes desconocidos para el gran público. Algo así como si, de repente, hubiera habido un cambio generacional y hubieran desaparecido los grandes nombres de siempre. Es especialmente gratificante ver a corredores tan jóvenes como Tim Wellens o Wilco Kelderman (21 años) en esos puestos cabeceros. O a los hermanos Izagirre, Jon y Gorka, que se han convertido en parte importante la columna vertebral del Euskaltel. Están preparados para asumir casi cualquier tipo de responsabilidad.

Haré mención especial al ganador de la etapa y líder actual Geraint Thomas, de quien espero mucho esta temporada. Sería una exageración decir que es el nuevo Bradley Wiggins, pero creo que puede ser el más acreditado para coger el testigo de aquel dentro de no mucho tiempo. Dedicado hasta ahora prácticamente a la pista, donde el año pasado se proclamó Campeón Olímpico y Campeón del Mundo en persecución por equipos, a partir de esta temporada se centrará en la carretera donde creo que logrará grandes cosas. Es un excelente contrarrelojista. Fue segundo el año pasado en las dos cronos del Giro, y ganador del Prólogo del Tour de Romandía. Pero es que además no sube nada mal, como ha demostrado hoy mismo en el último puerto de la etapa donde ha coronado en solitario. En el Tour de hace dos años llevó el maillot blanco de mejor joven y en alguna etapa se desenvolvió con soltura en etapas muy exigentes. Habrá que ver su progresión, pero es un corredor que me inspira optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *