Simple y efectivo

La Strade Bianche no sólo nos ha transportado a unas carreteras de otra época sino que también ha supuesto un regreso al ciclismo antiguo. Un ciclismo más abierto, no tan sujeto al todopoderoso pelotón, ni al sometimiento de todos los gregarios por un líder que se sabe infalible. La estrategia llevada a cabo por el Cannondale ha sido tan sencilla que ha resultado excelente y con un desenlace extraordinario. Primero y segundo puesto para Moreno Moser y Peter Sagan respectivamente, dos corredores extraordinarios con el futuro bajo sus pies.

Viendo la superioridad de Peter Sagan en finales de este tipo, seguramente la mayoría de directores hubieran escogido la estrategia tradicional. Control por parte de todo el equipo y remate final a cargo del protagonista principal. Es lo habitual, lo que a menudo mata el espectáculo y las posibilidades de victoria de no pocos corredores. El Cannondale tenía dos opciones: el esprint con Peter Sagan, y el ataque con Moreno Moser.

Con Cancellara, ganador en dos ocasiones, en el pelotón principal la estrategia de Sagan era clara. Tenía que pegarse al suizo, que en caso de ataque lo llevaría en carroza hasta la meta. Pero el esprint, siempre es la última opción, si existen otras hay que aprovecharlas. Es lo que han hecho. Moreno Moser, que se ha plantado en salida con sólo el G.P. Camaiore corrido el jueves en sus piernas y en la que fue clave para la victoria del eslovaco, ha atacado poco después del penúltimo tramo de sterrato y se ha ido en solitario bajo la protección de Sagan, que controlaba todos los ataques del pelotón, sobre todo los de Cancellara. Tanto el movimiento de Moser, así como la labor realizada por Sagan para ralentizar el ritmo, han sido claves. También la torpeza del MoviStar que pese a llevar mayoría en el grupo han tardado en organizarse. Creo que han pecado de inexperiencia. Cancellara y otros favoritos poco podían hacer, con Sagan a rueda estaban limitados. El MoviStar tenía más posibilidades que nadie.

La victoria de Moreno Moser ha sido redoblada por Peter Sagan que ha devuelto el favor del G.P. Camaiore a su compañero de equipo y se ha ganado a un aliado clave para la Milán-San Remo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *