El Tour sigue ileso

Los corredores han salido ilesos de la aventura corsa y de la crono por equipos, pero no así el Tour que hizo un ridículo espantoso el día de la inauguración del centenario. El estrepitoso error de permitir pasar a última hora a un autobús que se enganchó con la estructura de meta obligó a la organización a pedir perdón al chófer que, de repente, se vio envuelto en una situación surrealista. El Tour, tan acostumbrado a pasar por encima de todo y de todos, de castigar a capricho a corredores y equipos, quedó en evidencia ante la mirada de medio mundo que asistía atónito a un espectáculo sin precedentes.

Al margen de la cura de humildad que debería suponer el incidente, destacaría dos o tres hechos que me han llamado la atención. Uno es Peter Sagan, que no ha podido rematar las dos ocasiones de victoria que ha tenido. Nadie ha hablado de ello y aún tampoco hay grandes motivos, pero no me extrañaría que Sagan hubiera perdido algo de punch, ese extra que tenía (y quizás siga teniendo) para rematar hasta las situaciones más difíciles. En la presentación de equipos vi muy muy fino a Sagan, más flaco que nunca. Se sabe que se ha preparado de forma concienzuda para el Tour realizando una concentración en altitud durante el mes de mayo, pero a la vuelta de esa concentración no ha podido obtener los resultados del año pasado, lo que tampoco indica que hayan sido malos. Ganó dos etapas en California y otras dos en Suiza, pero es que el año pasado fueron cinco en California y cuatro en Suiza. Es lo malo de tener mal acostumbrado al público. Lo que quiero resaltar es que al estar tan fino ha podido perder algo de músculo y potencia. Me llamó la atención que en Suiza, en un repecho ideal para él, Kristoff lo pasó por encima y también es extraño que un corredor capaz de ganar Cavendish no pueda con Simon Gerrans, sin quitar ningún mérito al corredor australiano que es uno de los más polivalentes del pelotón. Es muy probable, y así lo deseo, que el eslovaco me haga callar muy pronto con alguna victoria, pero no es frecuente lo que le está ocurriendo, aunque en la victoria de Jan Bakelants, poco pudor hacer.

Otro hecho que me ha llamado la atención ha sido no ver al Sky tan compacto como en otras ocasiones. Ante la situación, la clase y la forma de Froome no hay ningún motivo para la alarma porque con equipo o sin él ganará la carrera, o así lo creo yo. Pero esperaba otra imagen del Sky, la misma superioridad que en la edición del año pasado o en cualquier vuelta de esta temporada. No ha sido así y desconozco las razones. Es normal que Geraint Thomas e Ian Stannard hayan tenido dificultades porque tuvieron que ser trasladados al hospital al verse envueltos en una de las caídas del primer día, pero me parece singular haber visto a David López, Siutsou, Kennaugh y Kiriyenka descolgados de pelotones de unas 100 unidades. Todos ellos han demostrado ser capaces no sólo de permanecer en pelotones mucho más pequeños sino ser los encargados de escoger a los mejores en situaciones de auténtico límite. Sin embargo, no parecen que estén fuera de forma o con problemas de salud, porque hoy han realizado una gran crono por equipos en un disciplina que exige tener nivel y aplicarse a fondo. Quizás, no lo sé, y tratándose de un equipo que se basa en las ganancias marginales para obtener su gran rendimiento, hayan levantado el pie en las primeras etapas para estar más frescos en los momentos decisivos. Si así fuera, me parece una decisión, aunque poco común, muy inteligente.

1 opinión en “El Tour sigue ileso”

  1. Aupa Xabier!

    Yo creo que lo del SKY se trata de lo último que has comentado, están levantando el pie.No es lógico que ciclistas de la talla de Kiriyenka, David López, etc… (lo de Geraint Thomas y Ian Stannard es normal) estén entrando a meta en el vagón de los sprinters cuando en muchas carreras han controlado las mismas, a sus anchas.Ya aparecerán…o eso creo.

    Respecto a Sagan opino lo mismo, no está como el año pasado pero me temo que un par de etapas y el mallot verde caerán para el eslovaco.

    El fin de semana llegan los Pirineos.No creo que vayan a tener mayor repercusión de cara a la general pero veremos quién no ganará el Tour.Me da la sensación de que el que está creciendo es Andy, lo confirmarán los Pirineos.

    Respecto al mallot del mejor joven, nadie (o muy pocos) han mencionado a Talansky. Mi humilde opinión es que lo puede hacer muy bien y tiene opciones.Es un ciclista que sube bien, contrarrelojea bien y ya fue séptimo en la pasada Vuelta a España.En la última etapa de Dauphine fue el único que pudo seguir la estela de Froome y en las primeras etapas creo que tuvo algún percance de salud el cual no le dejó estar en su sitio.Es mi apuesta. (Basta que le haya mencionado…)

    Un saludo

    Iker.

    PD: A disfrutar de la carrera! De momento está interesante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *