Sagan se gana el corazón de los aficionados

Desconozco si es solo una sensación propia pero tengo la percepción, casi la seguridad diría, que pese a no ganar aún carrera alguna en ésta temporada, Peter Sagan se está ganando el corazón de los aficionados como nunca. La gente necesita mirarse en el espejo de los campeones, imitar sus sueños, imaginarse en su piel, pero a veces, esos campeones, tan grandes, tan seguros, carecen de alma, cualidad que les sobra a los vencidos. Peter Sagan reúne ambas cualidades: es un gran campeón que está siendo vencido en muchas ocasiones, por eso levanta tantos sentimientos de empatía últimamente.

Hubo unos años que Sagan vencía sin querer, sobre todo en los años 2012 y 2013. Incluso se recobijaba inventándose celebraciones hasta entonces inexistentes, que le provocaron no pocas críticas. En mi opinión no estaban de sobra y no era más que una forma de expresarse de un ciclista extrovertido. Además trajeron un aire fresco siempre necesario en un deporte plano en ese aspecto y anclado en una extremada modestia. Pero muchos se lo tomaron mal, les parecían gestos de menosprecio de un ciclista que se creía imbatible.

Si así lo creía, estaba equivocado porque el tiempo le ha enseñado que imbatible no es. Los datos no engañan. Desde 2010 esta es la evolución del corredor eslovaco. Ese año ganó 5 carreras y fue 8 veces segundo. En 2011 ganó 15 carreras y fue 7 veces segundo, algo parecido al 2012: ganó 16 y segundo en 8 ocasiones. Sus mejores datos los obtuvo en 2013: 22 victorias y 10 veces segundo, pero a partir de ese momento, hay una involución. En 2014 ganó 7 carreras y fue segundo en 10 ocasiones. El año pasado gano 10 carreras pero casi los dobló en segundos puestos: 17. Este año aún no ha ganado y ya ha sido segundo en 5 ocasiones.

Aunque no haya encuestas al respecto, Sagan es, sino el que más, sin duda uno de los corredores más carismáticos y mediáticos del pelotón. Su amplio abanico de posibilidades, su ofensiva forma de correr y la gracia natural que tiene, le confieren un atractivo especial. Por eso, seguro que en la Milán-San Remo de éste sábado contará con el apoyo de todos esos aficionados a los que ha ganado el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *