Euskal bizikleta

Se ha disputado una nueva edición de la Euskal Bizikleta. Me he quedado con la misma sensación que me dejan todas esas carreras que antes quitaban el sueño. Una vez más las carreras de una semana que antes las disputaban los mejores, ha tenido una participación malísima. No voy a entrar en las razones, sólo se que esas carreras, Asturias, Euskal, Valencia, etc, no se merecen la situación que viven. Antes (y no hace tanto) los niños se amontonaban a pedir autógrafos a sus ídolos. A día de hoy incluso los mayores preguntan el motivo de cortar la carretera. Ni saben ni les importa lo que hay. Decía que no iba a entrar en las causas, (he hablado de la UCI muchas veces), lo que si hay que encontrar son soluciones, y ya. La Euskal de este año me ha producido tristeza. Puede que me tildeis de inculto, pero hasta a mi me costaba reconocer a los corredores. Y no culpo a la organización, que bastantes esfuerzos hace para lograr lo mejor para su prueba. Habrá un día en el que se cansen de organizar carreras en estas condiciones. Tan sólo quedarán carreras que están bien vistas por la UCI (intereses) o las que apoye el Tour. Mientras tanto el ciclismo perderá aficionados o incluso niños dispuestos a emular a nadie, puesto que ya no tendrán ni ídolos a los que copiar. Tampoco habrá carreras en categorías inferiores, no habrá gente dispuesta a perder su tiempo precioso.

Direis: ¡Que pesimismo! Es la cruda realidad, y ya está sucediendo. Mientras tanto la UCI ( y decía que no iba a entrar en las causas) continua en sus luchas particulares por el poder, el dinero…

Para terminar con mis reflexiones pesimistas de hoy, me pareció ya de remate que en una carrera con tan poco nivel, un equipo protour como Euskaltel necesitara del apoyo del equipo continental Orbea ( ya conoceis su relación) para controlar la carrera. Y casi ni con esa alianza de fuerzas lograban su objetivo. Lamentable.
Igual de lamentable lo sucedido en la vuelta a Navarra. Orbea también utilizó a los equipos de su cantera para defender su liderato. Es cierto que con intereses comunes se suelen unir las fuerzas de diferentes equipos, pero esto es diferente. Aquí hablamos que un equipo compite con 16 corredores y no con 8. Simplemente patético. Ellos mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *