Excusatio non petita…..

Desde que se supo que Mikel Landa, una de las sensaciones de la temporada, iba a recalar en el Movistar, Nairo Quintana anda queriendo marcar territorio para que el nuevo león y toda la manada sepan quien es el líder. Desde la presentación del Tour de Francia 2018 a cualquier otra entrevista o declaración que haga el colombiano, siempre remarca que seguirá siendo el líder del Tour y el resto, incluido Landa, tendrán que trabajar para él.

Nairo Quintana en la presentación del Tour de Francia 2018

Mikel Landa, por su parte, no ha entrado en ese juego de dimes y diretes, pero llama la atención la palabra que soltó en la gala de la UCI celebrado al final del Tour de Guangxi, última carrera del World Tour. Una vez finalizada la entrevista, soltó aquello de Freelanda que se hizo famoso durante el Tour de Francia en las ocasiones que tuvo que trabajar en favor de Chris Froome. Hay que recordar que al comenzar a desojar la margarita para el año que viene uno de los principios que más peso tuvo en su decisión fue la de poseer todos los galones para llevar a cabo aquellos objetivos que fijara junto con la dirección del equipo y que declaró que no volvería a pasar por las mismas circunstancias vividas en el Tour de Francia.

Mikel Landa en la gala de la UCI

Por tanto, o mucho me equivoco, o Eusebio Unzue tendrá tanto trabajo en coordinar esa pelea de gallos como los gallos en ganar lo que pretenden. Al veterano director-manager le sobra experiencia en la gestión de corredores, pero creo que nunca ha tenido que negociar a dos egos como los que tiene ahora. Ni Arroyo-Delgado, ni Delgado-Indurain, ni Olano-Jiménez, ni Valverde-Quintana eran lo que serán Quintana-Landa. Si el corredor alavés se sintió atrapado en el Sky por las obligaciones en favor de un hombre tan tranquilo, humilde y nada autoritario como Froome, no quiero pensar lo que puede pasar en las mismas circunstancias con Quintana, tan dulce en sus palabras como dominante en sus acciones y comportamiento. Dirigir esa pareja exigirá grandes dosis de psicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *