Kim Kirchen, lo difícil es mantenerse

El recién denominado Team Columbia acaba de manifestar que sus objetivos en el Tour de Francia serán las victorias de etapa con Mark Cavendish, Gerald Ciolek, y George Hincapie, y, la clasificación general con Kim Kirchen, sorprendentemente séptimo el año pasado.

He manifestado en más de una ocasión que uno de los mayores problemas del magnifico corredor luxembugués ha sido su irregularidad, problema que parecía haber resuelto el año pasado con sus segundos puestos en la Tirreno-Adriático y la Vuelta a Suiza, tercero en la Vuelta a Polonia y séptimo, como he apuntado antes, en el Tour de Francia.

No hay más que echar un vistazo al palmarés que lleva este año (dos etapas en la Vuelta al País Vasco, La Flecha Walona, y una etapa y liderazgo en la Vuelta a Suiza) para darse cuenta que ha dado un salto de calidad importante, pero tan evidente como ese hecho es que parece acusar de nuevo el mal que se le suponía olvidado. Tan brillante fue su victoria en el alto de Verbiers en la Vuelta a Suiza, donde de paso se pudo de líder, batiendo a muchos de los mejores escaladores del pelotón, como nefasta su actuación en la cronoescalada del día siguiente al Klausenpass perdiendo tres minutos y 24 segundos con respecto a Roman Kreuziger cayendo hasta la séptima plaza que ocupó en la general final (puesto que también consiguió en la Vuelta al País Vasco). Estos inesperados e inoportunos altibajos que sufre Kim Kirchen son determinantes en una vuelta de tres semanas.

Muchos han sido los corredores que han conseguido puestos similares al logrado por Kirchen en 2007, pero a lo largo de sus carreras deportivas no fueron capaces de repetir semejantes logros, pese a contar con más experiencia e incluso haber preparado la cita de Julio con mucho más mimo y un calendario, en teoría, más apropiado. Georg Totschnig fue 7º en 2004, Iban Mayo 6º en 2003, Christophe Rinero 4º en el 98, Michael Boogerd 5º, Jean Ciryl Robin 6º y Roland Meier 7º el mismo año. Francesco Casagrande 6º en el 97, y Peter Luttenberger 5º en el 96.

Si Kim Kirchen no soluciona los problemas que le persiguen últimamente, es probable que pase a engrosar la lista mencionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *