Entre el Giro y el Tour

Hubo una época en la que no era del todo extraño que aquellos ciclistas que destacaban en el Giro de Italia, lo hicieran de un modo parecido en el Tour de Francia. Los hubo, incluso, que eran tan extraordinarios que lograron ganar ambas pruebas en la misma temporada; Marco Pantani 1998, Miguel Indurain 92-93, Stephen Roche 87, Bernard Hinault 85-82, Eddy Merckx 74-72-70, Jacques Anquetil 64, Fausto Coppi 52-49, y quizás alguno más que ahora no recuerdo.

Sin llegar a tanto los hubo quienes tuvieron la fortaleza de lograr el podium en ambas pruebas y el mismo año, o estar muy cercanos a él. Claudio Chiapucci, Gianni Bugno, Laurent Fignon o Greg Lemond son algunos de los ejemplos más cercanos de una lista que se podría alargar con unos cuantos más. En cambio, si repasamos los datos de las últimas ediciones, y a excepción del 98, no encontraremos un corredor que haya sido capaz de deslumbrar en ambas pruebas. Es más, a partir de la era Miguel Indurain, prácticamente desapareció la costumbre de correr las dos pruebas en la misma temporada, y aquellos que optaban por esa opción acudían al Giro de Italia exclusivamente para preparar el Tour de Francia.

Todos estos datos y estadísticas no tienen otro fin que buscar la base necesaria para argumentar las opciones con las que cuenta Denis Menchov para la General final. El ruso del Rabobank es el único aspirante que ha elegido el Giro de Italia para buscar la victoria en el Tour de Francia. Y a tenor de su quinto puesto en Italia, no se puede decir que fuera a pasearse.

Si nos basamos en el ciclismo más antiguo, nada se puede objetar por su elección. Los esfuerzos realizados en el Giro no deberían de impedirle rendir al ciento por ciento en el Tour de Francia. Condiciones tiene. No destaca especialmente en nada, pero es equilibrado, y, tiene experiencia y suficiente resistencia psicológica para aguantar tres semanas a tope. Pero, pese a su sexto puesto en 2006, y su undécimo (mejor joven) en 2003, no parece encontrarse muy cómodo con el calor, dado que ha sufrido algunos imprevistos que incluso le obligaron a retirarse.

En cambio, si tenemos en cuenta los ejemplos más recientes, se podría afirmar que su cuerpo y motivación podrían resentirse e impedirle mostrar el nivel que se le supone. Los últimos ciclistas que estuvieron delante en el Giro de Italia, no fueron capaces de estar al mismo nivel en el Tour de Francia. Su compatriota Vladimir Karpets fue séptimo el año pasado y ocupó un discreto 50º puesto en el Tour de Francia. El austriaco Georg Totschnig ocupó la quinta plaza en 2003, pero no pudo entrar entre los 10 primeros en el Tour (12º).

Pero, al margen de los datos mencionados, hay que tener en cuenta el hecho de que el ciclismo está sufriendo cambios constantemente en cuanto a normativas, preparación, planificación , exigencias, etc… y es muy probable que en algunos aspectos el ciclismo actual se parezca más a la época anterior a los años noventa, que al posterior. Por tanto, me inclino por pensar que Menchov será capaz de luchar por el podium si verdaderamente ha logrado recuperarse de los esfuerzos del Giro de Italia. Esa será la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *