Evans, ahora o nunca

Aunque con la boca pequeña, casi todo el mundo habla de Cadel Evans como el principal favorito para ganar el Tour de Francia 2008. Yo también. “My time has come”, declaró recientemente el australiano de 31 años ante la oportunidad de su vida. Sabedor de esa situación ha hecho todo lo que está a su alcance para lograr el objetivo. Creo que en gran medida ha imitado el perfeccionismo de Lance Armstrong para preparar la cita de Julio. Nada ha dejado en manos del destino.

Convencido de las ventajas del entrenamiento de “hipoxia”:http://www.biolaster.com/hipoxia, ha realizado tres concentraciones en altitud. Ha escogido un calendario que le ha permitido examinar su condición física disputando victorias de etapa (Andalucía, París-Niza y Coppi-Bartali) y pulir su puesta a punto sin castigarse en exceso (País Vasco y, sobre todo, Dauphiné Liberé). Lo que en mi opinión, le ha permitido presentarse en la salida de Brest como el más serio aspirante a la victoria final.

Tampoco ha estado exento de algún contratiempo provocado por su escrupulosidad en cuidar todos los detalles. Habiendo realizado test aerodinámicos en el túnel del viento, el ordenador le sugirió realizar algunos cambios de postura para ganar en eficiencia en su labor contra el crono, cambios que le ocasionaron algunas molestias sin importancia en el tendón de Aquiles. Al final, decidió seguir con su posición habitual.

Creo que Cadel Evans además de haber realizado todo lo necesario para ganar el Tour de Francia, tiene todo lo imprescindible para lograrlo. Es junto con Denis Menchov el aspirante más equilibrado. Seguramente más contrarrelojista que escalador, no es capaz de lograr grandes ventajas en la lucha en solitario, pero tampoco se descuelga de los escaladores, por lo que el resultado final puede caer de su lado. Además, es el único de los favoritos (Pereiro no cuenta para la general) que conoce el podium de París y su experiencia le permitirá gestionar con perfección todas aquellas situaciones que deberán superar todos los ciclistas en el largo camino hacía la meta final.

Evans no está en condiciones de asegurar que dando el ciento por ciento logrará su objetivo, pero estoy convencido que si sigue en la línea de los últimos tiempos la victoria será suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *