De película

Un saludo a todos los lectores. No es el mejor momento para iniciarme en este blog, pero las cosas hay que afrontarlas como vienen.

El ciclismo no logra salir de un pozo en el que ha entrado poco a poco. Y no es sencillo que lo haga, ya que continuamos haciendole daño, maltratándolo. Y no es sencillo, repito, porque la “tolerancia cero” es un arma de doble filo. Queremos limpiar un deporte, pero quizás antes habría que limpiar toda una sociedad. El ciclismo tiene que ser ahora lo más pulcro del mundo, pero puede ser que el mundo en sí no lo sea tanto.

A mi también me gustaría ver un ciclismo diferente, pero sobre todo me gustaría no ver las imagenes policiales que hemos visto estos días. Es cierto que en Francia es delito la posesión de sustancias, pero no creo que el ciclista sea ni un delincuente ni un peligro social. Que se le sancione deportivamente me parece correcto. Si la posesión de sustancias es delito, también me parece correcto que se le multe, pero creo que en la sociedad en la que vivimos existen DELINCUENTES (peligrosos) que andan sueltos y no son tratados peor que un ciclista. Esto es un deporte y hay momentos en los que parece una película policiaca.

Hoy nueva etapa en el Tour, sin escandalos. Tenemos resaca, pero queremos ver sólo ciclismo, sólo deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *