Eliminación

Me gusta. Cada carrera tiene una particularidad, y el Tour también la tiene. Pura eliminación. Hemos vivido unos años en los que la superioridad de Armstrong, no nos permitía ver igualdad de fuerzas. A día de hoy y con tanta igualdad entre los ciclistas, entre los favoritos, no hay uno que destaque ni nadie que marque diferencias. Por eso mismo el Tour se gana por eliminación.

Vemos que cada día se descarta un hombre para la victoria. Hoy tras la segunda etapa de los Alpes, Vandevelde dice adios al sueño de dar la sorpresa, y tan solo son Cinco los corredores que ahora cuentan con mayores opciones. Schleck, Evans, Kohl, Menchov y Sastre son quienes a falta de la etapa reina y una larga crono, ocupan todas las porras. Y no por esa igualdad se ha perdido espectacularidad, ya que por fortuna los protagonistas unido a su calidad, atesoran valentía.

Nos están dando espectáculo, y es de agradecer. No todo es negativo como algunos hacen ver (por dopaje). Hoy viendo el descenso del último puerto, sigo pensando que el ciclismo es especial. La caida de Augustyn demuestra que sólo por montar en bicicleta, los ciclistas merecen todo mi respeto. Y no merecen ser tratados como se les está tratando.

Menchov no está teniendo suerte. Creo que es el más fuerte, pero la caida del domingo le perjudicó. Hoy nuevamente esa salida de carretera le resta 30 segundos que pueden resultar importantes. CSC sobresaliente, pero el objetivo es Paris, y veremos lo que logran…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *