Intereses comunes

Parece que la Vuelta a España se ha aficionado a las discusiones. Primero fueron Contador y Valverde. Hoy el debate se ha centrado en la actuación del Astana, el CSC y el Caisse D’Epargne en la etapa de Sabiñanigo. La mayoría de la prensa española se decantó por considerar que Egoi Martínez recibió un regalo por parte del Astana. Y por otra parte, los aficionados y corredores del Euskaltel-Euskadi han criticado duramente la actuación de los equipos de Sastre y Valverde.

Por mi parte creo que ha sido una polémica estéril. Ni creo que el Astana regalara nada, y tampoco pienso que el CSC y el Caisse tuvieran nada en contra del Euskaltel o Egoi Martínez. Cada uno defendió sus propios intereses.

En el caso del Astana sus intereses coincidieron con los del Euskaltel. Unos estaban ansiosos por coger el liderato y hacer historia. Y los otros por cederlo y no cargar en exceso a unos corredores que no parecen estar en su mejor momento (Vaitkus, Bazayev, Murayev y Noval, sobre todo). El liderato siempre conlleva situaciones de estrés y tensión que provocan un desgaste extra, y no parece que el Astana esté dispuesto a soportar esa sobrecarga. Por tanto, más que un obsequio al Euskaltel fue un regalo para ellos.

En cuanto al CSC y el Caisse D’Epargne, como adversarios del Astana que son, querían justamente lo contrario; desgastar al máximo al equipo del principal favorito. No veo nada reprochable en esa actitud. Además, creo que ese esfuerzo que hicieron esos dos grandes equipos para evitar el objetivo del Euskaltel-Euskadi añade valor a lo conseguido por Egoi Martínez. Cuando más cuesta una victoria (o logro), mejor sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *