Oscar Freire ya está listo

Que lo consiga será otra cosa, pero Oscar Freire ya está a punto para tratar de hacer historia, ganar el cuarto Campeonato del Mundo. Es cierto que para entrar en la lista de los favoritos de la cita mundialista no le hace falta victoria alguna, su relación con la disputa del entorchado mundial fue un amor a primera vista desde aquel flechazo de 1999 en Verona. Pero tampoco perjudica, sobre todo en este año en el que parece haber perdido algo de eficacia.

No es que su número de victorias haya caído en picado, lleva seis, una cantidad semejante a otros años: 10 en 2007, y siete en 2006, 2005 y 2004. Sin embargo, este año en que las lesiones le han respetado más que en otras ocasiones, su eficiencia se ha visto resentida. En muchas ocasiones su pólvora parecía estar mojada ante adversarios que usaban sus mismas armas, sobre todo Mark Cavendish, auténtica estrella del esprint en esta temporada.

Hay veces que el cántabro desaparece sin motivo aparente, pero nadie puede poner en duda su rentabilidad. No hay ciclista en el mundo que gane tanto compitiendo tan poco. Además cuenta con la ventaja de conocerse como nadie. Al comenzar la Vuelta a España dijo no estar a punto y que hasta la etapa de Toledo no sería competitivo. Hasta la sexta etapa (Toledo) no hizo el más mínimo esfuerzo por disputar los esprint, pero en la ciudad del célebre Federico Martín Bahamontes se asomó hasta la cuarta plaza. Ayer, repitió puesto, y hoy ha ganado. Unos cuantos kilómetros, cuatro jadeos y una confianza ciega en sus cualidades innatas han convertido a Freire en el corredor de siempre, ese que es capaz de despuntar en el momento oportuno bajo el sobaco de sus adversarios.

Mañana se retirará de la Vuelta a España en su Cantabria natal, pero no sin haber enviado antes un aviso a navegantes. Estar ya listo para el Campeonato del Mundo de Varese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *