El ciclismo no es un circo

El titular no se refiere a los supuestos positivos que pueden deparar los análisis que está realizando la Agencia Francesa contra el Dopage. Ese tema merece mucha más seriedad porque de ser cierto todo lo que se está publicando, el ciclismo pueden caer en un descrédito histórico. Me refiero a todas esas declaraciones de excorredores hablando de su vuelta a la competición.

En las circunstancias en que lo hará, jamás se me ocurriría criticar la vuelta de Lance Armstrong, la cual considero una de las noticias más positivas que ha recibido el ciclismo en los últimos tiempos y un auténtico espaldarazo para recuperar la atención mundial. Creo que el estadounidense es el único que puede rescatar al ciclismo del abandono que está sufriendo por no pocos aficionados, que asqueados de tantas noticias de dopage están huyendo como de la peste.

En parte me refiero a algunos corredores que hablan de su vuelta cuando lo primero que tenían que haber hecho era no haber provocado su expulsión. Pero una vez que han cumplido la sanción correspondiente, están en su derecho de volver, y si es con la firme convicción de respetar las reglas, mejor. No seré yo quien vete su vuelta.

Sobre todo me refiero a Raúl Alcalá, corredor que en su día fue uno de los grandes pero en base a las declaraciones que ha realizado últimamente parece aquejado de algún efecto secundario por tanto sobreesfuerzo. Lo malo no es que haya participado en la Vuelta a Chihuahua, lo grave es que haya afirmado que le gustaría ir al Tour de Francia, lo cual me parece una falta de respeto al deporte en sí y a los ciclistas actuales.

Es cierto que muchas veces, incluso aquellos corredores que conocen en profundidad este deporte, con el tiempo pierden la perspectiva correcta y la memoria les juega la mala pasada de hacerles olvidar las penurias que sufrieron y los transporta a los éxitos que hubieran logrado en el pasado, creándoles así una falsas expectativas que para nada se corresponden con la realidad.

Alcalá se retiró del ciclismo en 1994, hace ahora 14 años y tiene en la actualidad 44. El mexicano nunca fue un ejemplo de la vida monacal que muchas veces exige el ciclismo, y conociéndole un poco esas declaraciones parecen una broma para hacerse notar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *