Doping: suma y sigue

Esto no tiene solución. Hacía las 19.00 horas se ha sabido que Bernard Kohl, el corredor austriaco del Gerolsteiner, tercero en el Tour de Francia y ganador del premio de la montaña, ha dado positivo por CERA en la carrera francesa. Ya son siete los casos por positivo en el Tour de Francia 2008.

El desgraciado palmarés lo estrenó Manuel Beltran (Liquigas), con EPO, la misma sustancia con la que al poco tiempo fue cazado Moisés Dueñas (Barloworld). Las exhibiciones de Ricardo Riccó quedó demostrado que eran, en parte, gracias a la CERA, la sustancia que algunos suponían era indetectable. Leonardo Piepoli y Stefan Schumacher también lo pensaban. Lo mismo que Bernard Kohl. Dimitri Fofonov quizás lo sabía, o quizás no, pero dio positivo por un estimulante.

Estos son algunos de los hechos que han acontecido en este Tour de Francia y sin duda los más destacables que quedarán en la memoria de no poca gente.

Aún habrá gente que eche la culpa a los controles exhaustivos a los que son sometidos los ciclistas, a la dureza de este deporte o a sunsuncorda. Pero aquí sólo hay una cosa clara: que cada uno es responsable de sus actos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *