Cuatro años por doping

Está confirmado. A partir de 2009 los corredores que den positivo se tendrán que enfrentar a una sanción de cuatro años. Adiós a la vida deportiva. El presidente de la UCI, Pat McQuaid ha ido más lejos. Dice ser partidario de castigos de por vida, pero reconoce que esa medida es imposible de tomar porque tiene que reconocer y respetar la normativa de la Agencia Mundial Antidopaje.

Los últimos casos de dopaje por CERA no serán sancionados con respecto a esta nueva norma porque será efectiva a partir del uno de enero de 2009. De todas formas, parece imposible que con la presión social que existe hoy en día contra los corredores que dan positivo, Stefan Schumacher, Leonardo Piepoli o Bernard Kohl compitan en prueba oficial alguna.

No dudo que, como es habitual, más de un corredor alzará la voz ahora en contra de la UCI o cualquier estamento que tome medidas disciplinarias más severas. Dirán que no es de recibo una sanción tan cruel. Sin embargo, les invitaría a que realicen con objetividad un análisis de la situación, y se darán cuenta de que la nueva norma no es un capricho de la UCI, si no una decisión tomada a raíz de los últimos casos por positivo que ha golpeado, de nuevo, no sólo a los culpables, si no a todo el ciclismo en general. La UCI, en lo que se refiere a temas de dopage, no hace más que adecuar y extremar las medidas y las normas al tipo de infracción que cometen los corredores. Por tanto, cualquier crítica en este aspecto debe ser hacia el interior del pelotón y no al exterior como viene siendo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *