No es la solución

Entiendo que Alemania haya sufrido una barbaridad por todos los problemas del doping. Y no es algo que se limite a los últimos casos que desgraciadamente se han dado en el ciclismo. Tras muchas denuncias de los propios deportistas implicados, quedó demostrado que en la época de la RDA el doping fue un problema de estado. Y por ello cada caso positivo que se da en el país teutón parece revivir ese negro pasado. Por lo visto, esa es la sensación que tienen muchos alemanes.

Tras los últimos casos por positivos de ciclistas alemanes se han tomado unas decisiones que, hablan, por si solas, de las graves consecuencias que han tenido. Las dos televisiones que han venido retransmitiendo el Tour de Francia durante los últimos años han declarado que no cubrirán dicho evento el año que viene. Y hoy se ha dado a conocer que tampoco se organizará la Vuelta Alemania en la temporada próxima.

Después de unos cuantos años sin organizarla, los éxitos de, sobre todo, Jan Ullrich (también de Erik Zabel) devolvieron en 1999 al calendario internacional una carrera que en los 10 años que ha sobrevivido ha gozado de un éxito total y se ha hecho un hueco que incluso amenazaba la a Vuelta a España. Pero ya nada queda de esa Alemania ciclista que tantos logros ha tenido en los últimos años. Sus iconos han caído en cascada. Primero Jan Ullrich. Luego Patrick Sinkewitz. Ahora, Stefan Schumacher. También Erik Zabel se retira. Por si todo eso fuera poco. El Telekom retiró su patrocino por haberse visto inmerso en una red de dopage de equipo. Y el Gerolsteiner ha tenido un final que no se merecía.

Todo eso es cierto y no permite discusión. Pero no creo que la solución al doping sea no cubrir eventos de suma importancia, ni dejar de organizar carreras que cubren un papel primordial en la infraestructura de un deporte. Con estas decisiones Alemania lanza un mensaje de tolerancia cero al doping, pero la solución pasa por la unión de esfuerzos contra esa lacra, mucha educación, y aún más paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *